El programa ¡Ahora caigo! de Antena 3 suele destacar por ser un formato de preguntas un poco desenfadadas en un entorno donde, pese a que la gente se juega bastante dinero, se prima más la diversión que la tensión, cosa poco común en este tipo de concursos. Pero cualquiera de estos “juegos” tiene sus propias normas y, a veces, estas pueden ser un tema de debate y discusión.

De hecho, recientemente se ha producido algo en el programa que ha hecho desatar la polémica. Como sabréis, una de las pruebas del programa consiste en que el presentador da una definición de una determinada palabra y el concursante debe ordenar unas letras en su pantalla para formar esa palabra.

El concursante Salvador Hazañas estuvo probando distintas combinaciones de letras y, de hecho, hasta en dos ocasiones escribió la palabra correcta, pero, por algún motivo, el programa no la daba por buena y gran parte de la audiencia estaba desconcertada, pero el problema era que a aquella palabra le faltaba algo. La tilde.

Las normas del concurso tienen detallado el hecho de que tiene que escribirse la palabra con acento, pero los espectadores pensaron que no era justo y acusaron de tongo al programa. De hecho, el propio concursante usó las redes sociales para valorar lo que le había ocurrido en el programa de Arturo Valls una vez fue eliminado.

La palabra en cuestión era de cuatro letras y la definición era la siguiente: Plataforma de madera que sirve para apilar y transportar mercancías”.

Al principio tenía escrito la palabra “PELA” y Salvador fue probando una combinación tras otra, una táctica muy usada en ¡Ahora Caigo! cuando el concursante tiene dudas sobre cuál es la respuesta. Y, como hemos dicho, Salvador llegó a decir “PALE” en dos ocasiones, pero no usó el acento y, según las normas del programa, eso es imprescindible.

Curiosamente, el propio presentador dijo en cierto momento “Yo creo que lo ha dicho”, pero otra de las concursantes, la avispada Carmen, le dijo “la tilde”. Así que, al darse cuenta de ese error, Arturo Valls despidió a Salva que cayó unos instantes después por al trampilla.

Como decíamos antes, el joven quiso expresar su malestar a través de la cuenta de Twitter y mostrando su desaprobación hacia esta norma del programa que le ha perjudicado a la hora de valorar su respuesta diciendo, de alguna manera, que ese tipo de decisiones van en contra del espíritu del formato.

Pero el implicado no fue el único que mostró su descontento: muchos espectadores acudieron a Twitter para mostrar su enfado y, sobre todo, pidiendo una segunda oportunidad para que Salvador Hazañas pueda tener una participación “justa” en el programa, ya que como muchos seguidores de ¡Ahora Caigo! apuntaban, en pantalla nunca acentúan las letras, con lo cual la respuesta tampoco debería tenerlos en cuenta.

Aquí os dejamos el vídeo del momento:

Esperamos que el programa, por lo menos, valore esta situación y eche un vistazo a este caso en concreto para darle otra oportunidad a Salvador; de hecho, existen precedentes en ¡Ahora Caigo! en que uno de los concursantes fue expulsado por responder Miami sin acento inglés (es decir, “Maiami”), días más tarde le dejaron volver a jugar y, al final, se llevó parte del premio.

A vosotrxs ¿Qué os parece la expulsión de Salvador? ¿Creeis que es justa? Dadnos vuestra opinión en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, ya que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: lavanguardia, huffingtonpost