Hay gente que nace con una flor en el cu… vamos, que nace con mucha suerte. No es algo demasiado habitual (al menos en mi vida, por desgracia) y por eso, cuando nos enteramos de personas que han sido tocadas por la gracia de la buena fortuna, surge de nuestro interior una mezcla de optimismo y envidia (más de lo segundo que de lo primero). Así que hoy os traemos una recopilación de personas cuyo nivel de suerte roza parámetros surrealistas. Disfrutad:

1La matemática es una buena consejera

afortunados

Y más si te regala un par de unidades extra.

2El tamaño perfecto

afortunados1

Para el accidente perfecto.

3La suela no será muy buena

afortunados2

Pero tu suerte sí muchacho ¡de lo que te has salvado!

4¿Alguna vez funciona uno de esos «abre-fáciles»?

afortunados3

Nunca. Exceptuando este caso, claro.

5El Real Madrid no solo gana copas

afortunados4

También te salva las llaves «in extremis».

6Este árbol aparca mejor que muchas personas

afortunados5

Por suerte para el propietario del vehículo, claro.

7Para aparcar en batería hay que tener buen ojo

afortunados6

Eso o neumáticos de acero para no pinchar con tornillos como estos.

8¿Cómo que tres son multitud?

afortunados7

¡Y si son cuatro mejor aún!

9Es una cuestión de técnica

Y de echar una moneda, claro.

10Eso no sé si es suerte

afortunados11

O que ha habido un terremoto tremendamente grave.

11Este es el 3×2 más delicioso

afortunados12

Tú ponme una de más que ya me encargaré yo de quemarla en el gimnasio luego.

12Tengamos las cosas claras (por la clara de los huevos…era un chiste…malo, claro) (otra vez eh, lo de «claro»…en fin):

afortunados10

Dos yemas mejor que una (y si es en tres huevos mejor aún, claro) (eeeeh que vuelve el chistaco, jiji).

¿Qué te han parecido las fotografías? ¿Qué piensas de estas personas? Decidnos algo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, ya que los hemos hecho con muchísimo cariño).