Una de las noticias que más removió el mundo rosa hace unos años fue el parto Kate Middleton, quien dio a luz, en 2015, a su segunda hija, la princesa Carlota (eso de nacer y ya ser princesa tiene que ser una pasada). De entre todas las imágenes que se viralizaron del momento, la que más trascendió fue la que mostraba a Kate saliendo del hospital, muy poco después de dar a luz, en un estado en el que parecía cualquier cosa menos una mujer que acababa de expulsar por sus bajos a una niña de cuatro kilos de peso.

En las imágenes, puede verse a la duquesa de Cambridge saliendo del hospital Saint Mary como si estuviese paseando por su casa. Esto ha sorprendido muchísimo a la gente y, según quien, se ha sentido algo ofendido o indignado.

Y es que Keira Knightley, la famosísima actriz de 33 años, ha publicado recientemente un ensayo en el que habla sobre feminismo y critica a la duquesa de Cambridge por una serie de motivos de los cuales hablaremos más adelante. Cabe recordar también que la actriz dio a luz a su hija Edie un día antes que Kate y muy cerca del mismo hospital.

“Nos paramos y miramos la pantalla del televisor. Kate estaba fuera del hospital, siete horas después de dar a luz, maquillada y con tacones. Esa es la cara que el mundo quiere ver”, escribe Keira en su ‘manifiesto’ que puede leerse en la colección Feminists don’t wear pink (and other lies) [Las feministas no visten de rosa (y otras mentiras)]. Por si no os suena, se trata de un proyecto liderado por la escritora y bloguera Scarlett Curtis.

Keira, estos días, está bastante ocupada promocionando su nueva película, ‘Colette’, en la que da vida a la famosa escritora y ha aprovechado su repercusión mediática para criticar a Middleton: “Ocultas nuestro dolor, nuestros cuerpos divididos, nuestros senos goteando, nuestras hormonas furiosas.

Ponte guapa. Quédate quieta con tu bebé en brazos y que te saquen fotos un grupo de fotógrafos hombres. Que se te vea estilosa. No lo muestres. No muestres tu campo de batalla, Kate. Siete horas después de tu batalla entre la vida y la muerte, siete horas después de que tu cuerpo se rompa, y de que la vida, sangrienta, chillando, surja de ti”, relataba Keira.

--- Publicidad ---


--- Publicidad ---

La actriz, también imagen de Chanel, hace especial hincapié en el hecho de que este tipo de imágenes mandan un mensaje perjudicial a las mujeres, a las cuales se les dice, según Keira, que ‘no pueden estar mal; tienen que estar perfectas cuanto antes‘.

Mi vagina se partió en dos. Llegaste con los ojos abiertos. Los brazos alzados al aire. Recuerdo la caca, el vómito, la sangre, los puntos. Recuerdo mi propia batalla. Tu batalla y tu pulso vital. La supervivencia. ¿Y acaso soy el género débil? ¿Lo eres tú?”, reflexiona la actriz.

Knightley también tenía una ‘puíta’ para los actores que son padres en la industria del cine: “Estoy despierta contigo toda la noche si me necesitas. A veces lloro del cansancio. Despierta de noche y trabajando de día… Mis compañeros hombres pueden llegar tarde, no saberse el texto. Pueden gritar y exclamar y tirar cosas. Pueden emborracharse o no aparecer por allí. No ven a sus hijos. Están trabajando. Necesitan concentrarse”.

--- Publicidad ---

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido la crítica de Keira? ¿Estáis de acuerdo con ella? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: El Periodico, Woman.