Contestar a una conversación es algo bastante más complicado de lo que podría parecer en un primer momento. No se trata de decir lo primero que se nos pase por la cabeza; se requiere de más arte y empeño si queremos estar a la altura. Hay que ser ingeniosos y, sobre todo, mordaces.

Es complicado explicar todo esto si no es con ejemplos. Por ello, os hemos traído unos cuantos que, con casi total seguridad, os ayudarán a entender mejor lo que os queremos explicar (estamos escribiendo esto en lunes, entendednos).

1Argumentos irrefutables

Cuando se perdona una cosa de este calibre, la verdad es que a la otra persona se le derrumban todos los argumentos para defenderse de lo que sea: siempre tendrá la culpa, pase lo que pase.

2Cosas de madre e hija

Por muy bonitas que puedan parecer estas cosas entre madres e hijas, en este caso concreto, lo que la niña se podrá llevar, más que un tatuaje, es un sopapo que hará que le aplaudan las orejas.

3Duele bastante

Esto es lo que tiene hacer preguntas tremendamente estúpidas: que te puedes encontrar con respuestas que te pongan en tu sitio (y aún así da gracias, podría haber sido peor).



4Cuando el interés se nota a leguas

 

Eso sí: lo mejor es, como en este caso, darse cuenta a tiempo de a lo que te estás enfrentando. Visto así, los daños se esquivan a tiempo (y te ahorras un dinerillo, claro).

5Ufff

La sinceridad siempre es buena, pero medida. No queremos imaginarnos cómo se debió sentir la otra persona, pero hasta aquí se ha escuchado el quiebre de su corazón.

6Os invitamos a presenciar esta triste historia

 

Podríamos estar, con bastante diferencia, delante de la historia más triste que hemos presenciado en Internet en estos últimos años. Me gustaría estar al lado de ese pobre hombre para darle un abrazo.

7Ahora sí que sí

Es bonito ver cómo el amor y el dinero son tan compatibles. No hay nada como dejar reposar la idea unas cuantas horas para que acabe de cuajar.

8Otra de esas bellas indirectas

Costó. Pero, después de unas cuantas líneas de conversación, se dio cuenta de que eran todo evasivas. No todo el mundo es tan perspicaz como nosotros. La vida no es un lugar para los vivos.

9Cuando se tiene hambre…

No hay lugar para las tonterías: una buena pizza con doble de queso y pepperoni es lo único que puede salvar su vida en este momento.

10No contaban con mi astucia

Ante esta respuesta, lo único que uno puede hacer es agachar la cabeza y aceptar la derrota.

11La cosa pintaba bien

 

Demasiado azucarado, pero bien. Solo que bueno, no todo es tan bonito cuando acaba. Esta es la prueba de ello.

12¿Qué clase de superhéroe es este?

Es, probablemente, el mayor acto de integridad moral que se ha visto en Internet en toda su historia. Este es el tipo de personas que hacen del mundo un lugar mejor.

13Durísimo

La vida da muchas lecciones que, en ocasiones, son de lo más despiadadas. Solo recordad una cosa: lo que no te mata, te hace más fuerte.

14¿Ha quedado claro?

Tengo otro versículo: “No te me toques ni con un palo, nicho”. ¿Te gusta este?

15Es 100% 100tifiko

No hay mejor forma de definir el amos que con un buen argumento científico. Por si no le ha quedado claro, tiene un par de teorías más.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas contestaciones? ¿Adoptaréis alguna para vuestras futuras conversaciones? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuente: Difundir