Cuando se busca trabajo, siempre hay que buscar con cabeza. Hay que buscar el trabajo adecuado, el perfil que mejor nos encaje. Hay que ver si cuadramos bien con las habilidades que nos piden, los idiomas, la responsabilidad y todo eso. Lo de siempre, vamos.

El mundo laboral es como una selva. Es un lugar de supervivencia, lleno de animales peligrosos y de amenazas por todas partes. Eres el cazador o el cazado. Y aquí nos podemos encontrar de todo: empresarios feroces, abogados implacables, periodistas sagaces y hasta a algún comerciante con saña.

Pero, como al igual que las selvas, también podemos encontrar otros profesionales del mundo laboral que realmente no son tan agresivos, como: funcionarios apáticos, políticos desinteresados, médicos despistados o incluso también un futbolista de tercera división muy motivado.

Sin embargo, dentro de la selva, hay oculta una ciudad de oro azteca. Un tesoro inigualable del que todo el mundo quiere apoderarse. Y es que hablamos de “El Dorado” de los empleos.

La empresa británica B&M, una minorista que vende todo tipo de cosas para el hogar, abrió una inusual convocatoria para un puesto para ser probador de nuggets de pollo. Como lo oís.

Pero no os emocionéis porque la oferta la publicaron en enero de este año. Y el sueldo era prácticamente inexistente. El empleo estaba remunerado en cupones por valor de 28,5 euros mensuales para gastarlos en comida en la misma empresa.

Pero el trabajo sí que era real. Tanto que tenía el título de “Chicken Nugger Connoisseur“, que podría traducirse como “especialista en nuggets de pollo” (os lo juro, no me lo invento). La oferta publicada buscaba a una persona que pidiera “una caja de 20 nuggets del McDonalds para él solo” y que fuera la “primera persona en la cocina de la oficina cuando hay pastel”. Olé tú.



Osea, es que es brutal. Estoy seguro de que no os imaginabais que algo así existía. Yo al menos seguro que no. Y por eso estábamos hablando de “El Dorado” de los empleos. Porque esto es insuperable. Os reto a que encontréis un empleo mejor que este.

La empresa B&M se encontraba con el objetivo de querer expandir su linea de productos, específicamente su sección de frescos y congelados. Por eso buscaban a una persona que estuviese dispuesta a probar esos alimentos.

En su anuncio para aplicar, la empresa tan solo pedía como elemento necesario un texto justificando por qué el aspirante merece el empleo. Y es que además, ni pedían currículum. Como decía al principio, este es el Santo Grial de los empleos.

Hay que admitir que este trabajo, al igual que otros de naturaleza similar, son trabajos casi más decorativos que no otra cosa. Por desgracia, uno no puede ganarse la vida comiendo nuggets de pollo, por mucho que nos gustase. Además, que no es nada sano.

La verdad es que se podría convertir en un debate. Pongámoslo encima de la mesa: ¿Un trabajo con el que puedas siempre sorprender pero que no ganas nada, o un trabajo de lo más aburrido e insulso pero te ganas unas pelas? Tampoco tantas eh, que si no el debate se va al traste.

¿Qué os ha parecido esta noticia? ¿Os gustaría tener este trabajo o uno parecido? ¿Y qué pensáis del debate? Dejadnos una respuesta en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

 

Fuente: La Vanguardia