No es raro que se critiquen a los famosos. Es más, es de lo más habitual. Se hace a diario. Y se hace de prácticamente cualquier cosa. Desde elementos de la apariencia física de la celebridad a aspectos de su vida privada o también los méritos de su trabajo.

Y la gente puede llegar a ser muy crítica. Que si no le gusta el pelo del famoso porque el estilo es demasiado exagerado. Que si el maquillaje de una modelo le queda mal. Que si la nueva película es un bodrio. Que si el divorcio de X con Y ha sido muy fuerte, etc…

El caso es que, pase lo que pase, siempre habrá criticas. Especialmente en las redes sociales. Ahí puedes encontrar de todo. Tanto cosas buenas como cosas malas. Pero a veces, los famosos no son capaces de aguantar tanta crítica, sobre todo si les tocan la fibra sensible.

Es aquí donde empieza nuestra historia: Alejandro Sanz, quien está a punto de lanzar su nuevo trabajo discográfico, ha reventado al contestar a las críticas de su aspecto físico.

Y es que, tanto en Twitter como en Instagram, el cantante ha recibido críticas por todas partes. Todo comenzó con esta publicación:

Sanz hizo una publicación en Instagram, en la que salía con un diferente aspecto, pero más importante aún, con una camiseta con la bandera de Puerto Rico. La intención original de esta publicación era que sus seguidores de las redes sociales colaborasen con una iniciativa solidaria de Ricky Martin. El amigo del artista se encontraba en una campaña de recaudación de fondos para ayudar a la reconstrucción de su país.

Pero sorpresa, sorpresa, las redes no son de azúcar y fresa. Alejandro Sanz se indignó al ver que, algunos de los seguidores de la red social optaron por centrarse más en el cambiado aspecto físico del cantante y no tanto en la causa solidaria de la publicación.

Sanz decía: “Creo que algunas personas se han equivocado de lugar… Esto se trata de Puerto Rico, no de lo que les parece mi look.”

Pero su enfado no acabó ahí. De hecho, se hinchó como un globo. “No se puede ser tan fucking insensible”. Usando hasta la bomba F, tal y como lo dicen los estadounidenses. Pero Sanz no se quedó ahí: “Por cierto, estoy muy orgulloso de mi aspecto y si pudiera me agarraba las nalgas”. 

Pero esta no es la única tormenta viral de Alejandro Sanz. En Twitter también recibió de lo suyo. Hace unos días, el cantante comenzó una dieta detox, que al parecer, llevaba bastante mal.

Sin embargo, las criticas que recibió Sanz eran de profesionales de la nutrición, avisándole de los posibles peligros de su nueva dieta. Pero sorpresa, sorpresa, la indignación regresa. Esto no sentó nada bien al cantante y contestó de la siguiente manera:

“Ante la presión de los profesionales de la nutrición, he decidido comerme un sándwich. Vamos… un poquito de humor. No hago dietas sin supervisión profesional y sí siento las piernas. Postdata: este tuit lo puso mi nutriólogo, mi abogado, mi asesor de imagen y un notario”.

Ayer, en su cuenta de Instagram, publicó una fotografía con un mensaje:

Dicen de mi que si estoy vivo o muerto. Dicen de mi que si me amenaza el tiempo. Y yo les digo, les digo y digo. Mientras mi corazoncillo hierva yo voy a vencer a mi enemigo“, decía.

¿Qué pensáis sobre esto? ¿Sois seguidores de Alejandro Sanz? Decídnoslo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: Lecturas, antena3.com