Últimamente, cada vez que Andy y Lucas abren la boca, sube el pan. Hace unos meses, nos encontrábamos con que los cantantes se metían de lleno en una complicada polémica después de haber sacado una camiseta del pequeño Gabriel en medio de un concierto. Ellos se defendieron alegando que lo hacían para visibilizar el caso, pero la madre del pequeño había pedido expresamente a la gente que no hablase en público del tema. Criticas por un lado, contracríticas por el otro y, al final, la cosa se calmó.

Pero la pareja de cantantes, no contentos con ello, han decidido que ya era hora de volver a salir en la primera página de todos los diarios. Todo ocurrió hace unos días cuando se disponían a dar un concierto en Órgiva, Granada.

Andy y Lucas estaban dando un concierto cuando, en medio del mismo, lo pararon ‘todo’ y pronunciaron unas palabras que le tenían reservadas a la concejala de Fiestas del ayuntamiento, Mari Carmen Arenas (PSOE).

Andy y Lucas tenían para ella reservados unos calificativos tales como “mamarracha” o que iba “ciega perdida”: “Un pueblo, una localidad como esta no merece tener la concejala tan sinvergüenza que tenéis, así de claro os lo digo”.

Lucas González fue el encargado de hacer de portavoz del dúo: “Nosotros no hemos hecho nada, va ciega perdida, vosotros no merecéis la mamarracha que tenéis”. La gente (unas 2.000 personas), en ese momento, apoyó a los cantantes con aplausos, pero la verdad es que no quedaba para nada claro a qué se debía todo ese espectáculo (dentro del espectáculo).

A posteriori, se ha sabido que el conflicto con la concejala se inició cuando los cantantes llegaron a la Plaza de las Culturas, donde se iba a celebrar el concierto, y pidieron que cerraran los lavabos públicos que había junto a los camerinos, ya que estos pretendían ‘guardar su intimidad’.

Ha sido la propia María Ángeles Blanco la encargada de relatar lo sucedido: “Nosotros somos un pueblo pequeño, no tenemos muchas infraestructuras. Se les dijo que eran públicos y que tenían que estar abiertos, siempre se ha hecho así, el año pasado con Medina Azahara, también con Azúcar Moreno y el resto de grupos que han pasado por aquí”, ha explicado.

Ellos, al parecer, querían tener los lavabos cerrados para evitar que los fans los pudiesen ver antes y después del concierto. La concejala también explica que ella no habló directamente con ellos, sino con su manager y que, más tarde, se cruzó con Lucas, quien le dijo que ‘tendría unas palabritas’ con ella después.

Lo siguiente que se encontró fueron los insultos que el cantante vertió sobre ella en el escenario, delante de una gran parte de la gente de ese pequeño pueblo, estando ella presente en medio de la multitud.

Aquí os dejamos el vídeo con el momento:

 

Según se ha informado, el ayuntamiento ya se ha puesto manos a la obra para evaluar si es posible emprender acciones legales: “No se puede desacreditar de esa manera a una persona y toda la gestión de un equipo de gobierno”.

También se ha revelado que el grupo cobró unos 15.000 euros por dicha actuación y fue la propia concejal de Fiestas quien los propuso en un primer momento. Después de todo lo ocurrido, la concejala ha manifestado sentirse “muy afectada por lo ocurrido”.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido la acción de Andy y Lucas? ¿Creéis que sus palabras están justificadas? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: 20 minutos, La Vanguardia.