A todxs nos gusta comparar y encontrar parecidos razonables entre nuestros amigos y conocidos. Hay veces que las similitudes que vemos entre un amigo nuestro y un famoso están un poco cogidas por los pelos, pero de vez en cuando, aparecen parecidos sorprendentemente iguales.

Sin embargo, la persona de la que hablaremos a continuación nació ya con un parecido imposible de esquivar. De hecho, las comadronas quedaron absolutamente anonadadas cuando vieron nacer a esta pequeña con un tupé muy similar al de Elvis.

La pequeña Ely nació el día 17 de mayo de este mismo año y tardó muchísimo en salir del vientre de su madre, Carina (de 27 años), que explicó lo siguiente sobre su proceso de parto:

“La comadrona quedó realmente sorprendida cuando quiso comprobar lo dilatada que estaba. Recuerdo que miró y dijo: Ya está en camino y tiene una buena mata de pelo en la cabeza”.

“Después de 13 horas de parto, Ely nació y vino al mundo con un grueso y negro tupé. Primero estaba en shock, pero era tan hermosa con sus mejillas rosadas y esa increíble cantidad de cabello que simplemente pensé que era perfecta”.

Ely tiene ahora 4 meses y, sorprendentemente (ya que a muchos bebés se les cae mucho pelo después de nacer) sigue conservando ese tupé de hasta 3 pulgadas de largo.

Carina, de Oakland, California, explicó que todo el mundo se fijaba en el pelo a lo Elvis que llevaba su hija.

“Constantemente se me acercan desconocidos por la calle para preguntarme si lleva una peluca. Tardo mucho en llegar a casa cuando salgo a pasear porque la gente me para constantemente para hablar de ella.

Pensé que ese pelo tan grueso le caería después de nacer, cosa que habitualmente pasa con los bebés, pero la realidad es que no ha dejado de crecer; de hecho, yo la llamó mi pequeña Elvis Presley”.

Como es lógico, su madre se enamoró de su niña desde el primer momento en que la vio en el centro médico de San Leandro, California.

“Mi madre dijo que yo también tenía mucho pelo cuando era pequeña, así que ya sabemos de dónde ha salido porque la verdad es que mi marido nunca ha tenido un cabello que destaque por su fortaleza (una forma muy sutil de decir que es calvo)”.

“Nuestro hijo mayor, Jayden, que ahora tiene nueve años, tenía vello por todo el cuerpo cuando nació, pero era bastante calvo en la cabeza, como los otros niños”.

“La gente continúa preguntándonos si tenemos intención de cortárselo, pero nosotros de momento no lo valoramos porque pensamos que, precisamente, eso es lo que hace que destaque por encima del resto y que sea tan especial”.

“Ella es una niña realmente hermosa que le debe a su nombre a la reina Elizabeth con la que comparte pelazo, pero es su personalidad lo que la hace tan especial.

Es realmente positivo que los padres abracen las particularidades físicas de sus hijos y, en vez de avergonzarlos, hagan que esas características se conviertan en las principales virtudes de su identidad.

Lo único que deseamos es que la pequeña no se convierta en un “mono de feria” vestida con un traje blanco y una guitarra para que sus padres ganen dinero a costa de que ella imite a Elvis.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido el pelazo de la pequeña? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: vt.co, dailymail