No todo lo que reluce es oro. Y no todo lo que se calienta en el microondas es un rico y tibio manjar; sino todo lo contrario. El microondas puede matarte y, en caso de que no vayas con cuidado, esta muerte puede ser tremendamente dolorosa, entre profundas y agudas agonías… vale, puede que hayamos exagerado un poco.

Lo cierto es que hay algunos alimentos que, por diversos motivos que tienen que ver con nuestra salud, no deberíamos calentarlos en un microondas y que, en parte, es hasta mejor comérselos ‘fríos’ antes que recurrir a este sofisticado método.

Hoy aquí hablaremos de seis alimentos en concreto que, a pesar de utilizar de forma bastante habitual, no somos conscientes de los perjuicios que pueden tener para nuestra salud si los preparamos o los recalentamos en una de estas máquinas.

Si no queréis que vuestros órganos internos salten por los aires, tenéis que leer la lista completa (vale, hemos vuelto a exagerar un poquitín).

1Brócoli

Dog Broccoli GIF - Find & Share on GIPHY

¿Comes brócoli por sus nutrientes? La respuesta es bastante obvia: sí (nadie lo come por su sabor, ¿qué clase de loco tendrías que ser para hacer eso?). Un estudio realizado por la Universidad de Oporto en Portugal en el año 2003 determinó que, al calentar una de estas ‘sabrosas’ verduras en el microondas, se pierden el 97% de los antioxidantes… dejando como resultado un trozo de materia orgánica verde sin demasiado valor nutricional.

¿Cuál es la mejor opción para que no echemos a la basura tantas ‘cosas’ buenas? Según los propios investigadores, la mejor alternativa al microondas sería volver a calentar el brócoli en una sartén con un poco de agua hirviendo, ya que de esta forma solo se pierde el 11% de los antioxidantes.

2Leche

Milk GIF by LAZY MOM - Find & Share on GIPHY

El hecho es que casi ningún producto derivado de lácteo se debería calentar en el microondas. Ni un vaso de leche, ni la mantequilla, ni nada… haciendo esto lo que conseguiremos es perder, más o menos, la mitad de los nutrientes debido a las elevadas temperaturas. Lo que se pierde principalmente es casi toda la vitamina B12… por lo que la leche pierde toda la gracia.

3Pollo

Chicken Dancing GIF - Find & Share on GIPHY

Aquí nos enfrentamos al mal de siempre con este tipo de alimento: la salmonella. Estas bacterias tienen la capacidad de destrozarnos por dentro y darnos línea directa con el Señor. Diarrea, fiebre… toda una serie de cuestiones derivadas de tener la tripita mal.

En este caso, no estamos hablando de que el pollo pierda ‘propiedades’ por el hecho de ser calentado en el microondas; el problema es que, al cocinar este tipo de alimentos, corremos el riesgo de que algunas partes queden crudas. El microondas calienta de forma irregular y esto puede provocar que nos comamos algo que no este cocinado y bueno, ese es el medio perfecto para nuestra amiga la salmonella.

4Huevo

Food GIF - Find & Share on GIPHY

El tema de los huevos en el microondas puede llegar, incluso, a ser divertido. ¿Os gustan los fuegos artificiales? Esperamos que sí, ya que si se os ocurre meter huevos crudos en el microondas… lo más probable es que acaben estallando debido a la presión que se genera al hervir el agua que tienen en su interior.

5Arroz

Sushi Rice GIF - Find & Share on GIPHY

Es bastante típico calentar arroz en el microondas. Es una comida muy habitual y que, hasta cierto punto, se ha asociado de forma bastante directa con el hecho de que es ‘comida para recalentar’… pero esto no debería ser así.

Si recalentamos el arroz, lo que conseguiremos es matarle de forma muy sangrienta y cruel absolutamente todos los nutrientes que pueda tener… ¿y verdad que no queréis eso? No sois seres tan despreciables, ¿no?

Pop Popcorn GIF by Regal Cinemas - Find & Share on GIPHY

Si, amigos, calentar palomitas de maíz (también conocidas como cotufas, roscas, crispetas, maíz tote, maíz pira, poporopo, pororó, cocaleca) puede ser tremendamente perjudicial para tu salud… y para el medio ambiente. Estos empaquetados están fabricados con muchos elementos químicos que en contacto con el calor del microondas pueden resultar tóxicos para nuestro organismo.
Lo mejor es prepararlas en una sartén o en una olla con tapa, de tal forma que, en la medida de lo posible, evitemos contaminarlas con cosas que no nos irán nada bien. Por esta misma razón, estos productos también resultan perjudiciales para el medio ambiente… y es que tenemos que comer con cabeza, amigos.
Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).