El programa Pasapalabra exige mucho a su presentados. A diferencia de otros programas como Ahora caigo, donde Arturo Valls solo tiene que soltar uno o dos chistes malos entre pregunta y pregunta, Christian Gálvez tiene que dar el 100% en cada programa para estar a la altura de los concursantes, pero es normal que, de vez en cuando, el equipo de Pasapalabra cometa un error.

Precisamente, el pasado martes 25 de septiembre, se produjo una situación que nunca antes se había vivido. El presentador del programa Christian Gálvez estaba realizando el rosco, la prueba final de uno de los concursos estrella de Telecinco, cuando una pregunta como cualquier otra originó una polémica entre la audiencia. La cuestión era la siguiente:

“Empieza por N. Apellido del tenista que ganó el Open de Estados Unidos en la edición de 1969”.

Mario, el concursante que en ese momento estaba jugando, respondió Nastase, pero Christian Gálvez y el programa consideraron que la respuesta era errónea diciendo que el ganador de esa edición fue John Newcombe.

Hasta aquí todo han sido cosas que habitualmente pasan en el programa: un concursante falla una pregunta y Christian da la respuesta correcta. Sin embargo, en este caso hubo una particularidad, ninguna de estas dos respuestas era buena.

Tal y como lo hace el VAR en el fútbol, un comentarista especializado en tenis llamado Fernando Gómez, hizo una corrección al programa a través de su cuenta de Twitter.



Explicó que el ganador de esa edición del Open de Estados Unidos fue el australiano Rod Laver que ese año también se hizo con el Grand Slam, el Open de Australia, Roland Garros y Wimbledon.

Con lo cual, esa pregunta con la letra “N” no tenía sentido y no debería haber sido formulada en ese rosco final de Pasapalabra.

Esto es algo que pasa a menudo en los juegos de mesa en familia, donde alguna persona cree que una pregunta del Trivial no es correcta y recurre a Enciclopedias de todo tipo para impugnar la pregunta, pero no nos esperábamos que algo así ocurriese en Pasapalabra.

El programa no hizo ninguna corrección durante la duración de este (cosa lógica pues no se emite en directo) y los dos concursantes de ese día, Fran y Mario, terminaron el rosco con, exactamente, los mismos aciertos, pero María tenía un fallo más que hizo que resultase el perdedor del programa.

Además, al día siguiente (este miércoles, 26 de septiembre), hizo una prueba para saber si, de nuevo, podía sentarse en la silla azul y poder participar en el programa, pero perdió y quedó eliminado, en principio, de forma permanente del concurso.

Además, por culpa de esa pregunta errónea, Mario perdió también los 1.200 euros que se lleva el ganador de cada día, con lo cual ese fallo fue determinante para el funcionamiento de ese día de programa.

De todos modos, hace falta destacar que, cuando Pasapalabra se dio cuenta de su error decidió corregir invitando a Mario de nuevo al programa para que tuviese otra oportunidad.

Pasapalabra ha sabido rectificar y, aunque es raro ver que se pueden producir errores como este en este concurso, a los seguidores nos tranquiliza saber que al programa no le tiembla el pulso si debe subsanar un error que es absolutamente suyo.

En cualquier caso, esperamos que el nuevo paso de Mario por el programa no sea tan polémico y peculiar como este último y solo dependa de su intelecto par hacerse (o no) con el bote del programa.

A continuación, os dejamos el vídeo con lo sucedido.

¿Qué pensáis de este error en el programa? ¿Os habíais dado cuenta de ello? Ponédnoslo (vuestra opinión, no el PIN) en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: marca, elpais