A día de hoy no hace falta que os digamos que no todo lo que vemos en Instagram es verdad, pero pese a eso, muchos siguen insistiendo en colgar fotos posturiles que, claramente, están realizadas de forma artificial para lograr una fotografía que impacte y consiga muchos “me gusta”.

 

Pero estas páginas que fomentan tanto postureo también tienen su némesis y, a continuación, os hablaremos de una de ellas.

 

You Did Not Sleep There, es una cuenta iniciada por Luisa Jeffery, una chica de Portland que decidió crear un perfil en el que “denunciar” a modo de parodia todas esas fotografías surrealistas que mucha gente publica cuando va de acampada.

 

Obviamente, Luisa entiende que, seguramente, algunas de todas estas fotos no son ficticias, ya que hay gente que ha dormido en lugares realmente inhóspitos y que son capaces de realizar todo tipo de locuras. Con su página solo pretende reírse un poco a costa de aquellas fotografías que se ven especialmente artificiales.

Como haga un poco de viento se puede liar

El coyote y el correcaminos deberían habernos enseñado que el borde de un acantilado no es un lugar seguro.

No recomendado para sonámbulos

En caso de que te acostumbres a despertar a media noche, te recomendamos que pongas un candado en la puerta de la tienda para evitar morir despeñado.

El cambio climático es incómodo

Con el sol que hace es cuestión de tiempo que los bloques de hielo se deshagan y la tumbona se caiga de forma estrepitosa.

Más falso que un billete de siete euros

Desde esta perspectiva, esta imagen no es muy distinta a lo que podríamos ver desde el interior de un coche de muertos.

Vuelve el planking

Como podéis comprobar, este joven ha anclado sus pies a la piedra para que, en caso de que se mueva, no caiga y se quede colgando como un murciélago.

Tanto postureo llega a dar arcadas

No sabremos cómo habrán subido ahí y, de ser verdad, seguramente habrá sido un proceso bastante incómodo. Aunque habrá valido la pena solo para poder mear directamente desde la tienda al mar.

Una idea cojonuda dejar las botas fuera

El gustito que da ponerse una botas por la mañana y descubrir que están mojadas es espectacular, pero aún es mejor despertar y comprobar que una águila real te las ha robado.

Acampar en medio de un lago nunca es buena idea

Si se abren las compuertas, esta tienda se convertirá en la versión en miniatura de la Atlántida.

Para esta persona, las vistas son más importantes que la seguridad

Pudiendo acampar en un sitio seguro, ¿qué sentido tiene ponerse en el borde exacto del acantilado?

El Rey León

Una cosa es presentar al futuro príncipe de la sabana en la piedra sagrada y otra muy distinta es pasar la noche en ella.

La mejor forma de superar una noche en el bosque

Los de abajo puede que, si hay un oso o una manada de lobos, sean rápidamente devorados, pero los de arriba pueden descansar tranquilos.

El 90% de los empleados de Decathlon recomiendan dormir en piedra

Todos los que alguna vez habéis plantado una tienda sabréis que clavar las piquetas en piedras es realmente cómodo y fácil.

Lo más surrealista no es el lugar de acampada

Si os fijáis, el pie de la derecha es de un tono y color diferente al resto.

Esperamos que esta persona no sea de las que se mueven mucho

Si empiezas a caer haciendo la croqueta, acabarás rebozado.

El freno de mano es esencial

Asegúrate dos veces de que ha puesto bien el freno si no quieres ir a dormir para no despertar nunca.

Y vosotrxs, ¿qué pensáis de estas fotografías y la gente que se las toma? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: boredpanda