Seguramente los profesores son de los trabajadores que más anécdotas graciosas acumulan en su carrera (con el permiso de los teleoperadores), con lo cual siempre resulta interesante y divertido escuchar sus historias.

Precisamente por ese motivo se ha hecho muy popular esta serie de tiras cómicas realizadas por Colm Cuffe, un maestro de primaria que vive en el condado de Galway, Irlanda. Este profesor empezó a hacer viñetas para desestresarse después de una dura jornada de trabajo y en poco tiempo sus redes sociales han logrado conseguir muchos nuevos seguidores. ¡Vamos a verlas!

1Es imposible no sentirse viejo en un colegio

Por algún motivo, los niños siempre creen que los adultos tienen todos casi noventa años y lo más divertido es que la mayoría de esos niños seguramente no lleguen a esa edad.

2Encontrarte tus alumnos fuera de clase es una experiencia peculiar

A los niños les cuesta entender la idea de que los profesores tienen una vida normal fuera de las paredes del colegio.

3Relevo educacional

Durante los primeros años de la educación es posible que los profesores disfruten mucho más de las vacaciones que los propios niños.

4El primer día de clase da mucho miedo, sobre todo para el profesor

Cada año los niños y niñas vienen con una adicción nueva que resulta imposible de prever y difícil de gestionar por parte de los maestros.

5La atención no suele ser la principal virtud de los alumnos de primaria

De hecho, es muy posible que se pasen la clase pensando en cualquier cosa menos en aquello que hay en la pizarra, a no ser que en la pizarra se esté reproduciendo una partida del Fortnite.

6Un niño mira a un profesor fuera de la escuela como si fuese un Pokémon legendario

En cambio, para el profesor todos los niños son Pidgeys y Rattatas…

7Cuando el efecto dominó y la Ley de Murphy se alían para formar un eje del mal

Todo el mundo habla de las enfermedades que afectan a los alumnos de los colegios-, sin embargo, nadie piensa nunca en que el profesor también se pone enfermo y, casi siempre, lo hace el fin de semana.

8Regalos envenenados

Por un lado quieres satisfacer al niño que, cargado de buena voluntad, te ha hecho una magdalena, pero por el otro tienes miedo de que dentro haya un playmobil, babas del propio niño o que le haya puesto cianuro para perderse unos días de clase.

9Los alumnos tienen sus propias prioridades

Da igual lo que les expliques, ellos tienen sus propias preocupaciones que, actualmente, parece que consisten en ganar el Fornite y estar al tanto de su Instagram.

10La diferencia entre un profesor de primaria y un veterano de guerra es mínima

Hay películas de guerra donde los protagonistas terminan en mejor estado de salud física y mental que la mayoría de los maestros de primaria después de un curso académico entero.

11Los niños son como los villanos de una película de terror

Da igual lo mucho que te esfuerces en huir, tus alumnos aparecerán cuando menos te lo esperas y, seguramente, tendrás un cigarro y una cerveza en la mano quedando absolutamente retratado.

12A menudo creen que eres profesor solo por amor al arte

Para un alumno, un profesor es un ser de luz que forma parte de la escuela de la misma forma que lo hace un pupitre.

A vosotrxs, ¿qué os parecen estas viñetas? ¿Conocéis algún maestro o maestra que pueda corroborar lo que dicen estas viñetas? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuente: difundir