Hoy en día hay muchísimas formas de expresarnos y comunicarnos y una de las más empleadas es sin duda la tinta. Y no nos referimos a la tinta que utilizamos al escribir en una hoja de papel con un bolígrafo o una pluma o al imprimir un texto, sino a la tinta de los tatuajes. Sí, es verdad que no es el mismo tipo de comunicación, pero a través de los tatuajes podemos decir mucho de nosotrxs como podréis comprobar a continuación.

Hoy queremos que conozcáis a una mujer que ha revolucionado las redes en una batalla de opiniones muy distintas entre ellas debido al tatuaje que decidió hacerse en una parte muy llamativa de su cuerpo: en el rostro, concretamente en la frente.

Kate Alice es una mujer que recientemente decidió llevar su pasión a otro nivel: haciéndose un tatuaje en la piel.

Esto puede sonar algo habitual, puesto que seguro que muchos habréis visto (o incluso tendréis) tatuajes dedicados a algún hobbie o afición que os guste: personajes de videojuegos, series…

Sin embargo, el caso de Kate ha dado mucho de qué hablar porque no se trata de un tatuaje muy común que digamos.

Se tatuó la palabra “Vegana” en la frente, encima del ojo derecho.

En Snapchat subió unas fotografías acompañadas de los siguientes comentarios:

“Soy muy apasionada con todo lo relacionado con el veganismo y quería que estuviese en un sitio visible.”

“Ahora no necesitaré explicarle a la gente cada cinco minutos que soy vegana.”

“La gente me dice que será más difícil contratarme pero desde los 18 he trabajado por mi cuenta.”

Alice también explica sus motivaciones para hacerse vegana que, como en la mayoría de casos, son reducir el impacto de la humanidad en el medio ambiente y su fuerte empatía hacia los animales.

Obviamente, los comentarios al respecto han sido muy variados:

Hay quien opina que el tatuaje de Alice es muy atrevido y acertado y que contribuye a dar notoriedad al veganismo como forma de respeto a los animales y la naturaleza.

También hay gente más neutral que, aunque no le gusta el tatuaje, opina que cada uno está en su derecho de comer y de tatuarse lo que uno quiera.

Y por último están los más críticos. Que más allá de si piensan que ser vegano es lógico o no, opinan que no tiene sentido tatuarse “Vegan” en la cara si justamente no quieres estar justificándote cada 5 minutos.

Y es que seguramente consigas el efecto contrario. Tatuándote esa palabra en la frente solo harás que tu veganismo sea un grito para llamar la atención en vez de una opción moral personal.

¿Qué pensáis del tatuaje de Kate? ¿Os habéis tatuado nunca algo que haya generado mucho revuelo? Contadnos vuestro caso o el de un amigo en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: metro independent