La vida eterna es algo que, lo queramos o no, siempre nos ha atraído un poco y eso se refleja en nuestra cultura, en nuestras historias. Obviamente, vivir para siempre no es posible, pero a continuación os daremos unas recomendaciones para que sea, por lo menos, lo más larga posible.

Dormir entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana

Un estudio en China indica que este periodo es el mejor para que nuestros órganos y nuestro cuerpo realice las tareas necesarias mientras dormimos y, de esa forma, se prolongue nuestra esperanza de vida.

Ignorar la opinión pública

Cuando pensamos en lo que la gente opina de nosotros, suben nuestros niveles de estrés, cosa que nos hace infelices y, según muchos estudios, se sabe que las personas que no son felices viven menos.

Tomar el sol

El sol nos da vitamina D que no solo ayuda a combatir la depresión sino que también reduce el riesgo de diabetes. En 2016, se hizo una prueba que demostró que la gente que tomaba más sol era menos propensa a desarrollar cualquier tipo de cáncer.

Límpiate menos



Si eres una de esas personas que se duchan muy a menudo, puede que quieras replanteártelo porque el jabón con el agua caliente puede hacer que tu piel pierda parte de su protección natural, cosa que también pasa con los dientes.

Come tomates

El riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares se reduce en un 26% si incluimos el tomate en nuestra dieta. Eso se debe a que los tomates contienen un antioxidante llamado Licopene que te brinda muchos beneficios.

Deshazte de tu alarma

Esto es especialmente verdad si suena muy fuerte, ya que según los japoneses la gente con una presión sanguínea alta tiene más riesgos de sufrir ataques al corazón.

Comer churruscos

Comer la punta del pan puede ser muy beneficioso para nuestra salud y nuestra esperanza de vida porque esa zona del pan, como los tomates, contiene muchos antioxidantes que pueden prevenir el desarrollo de cáncer de colon.

No fumes

Esto parece obvio a día de hoy, pero aún hay muchos fumadores que necesitan que les recordemos que fumar es realmente malo para nuestra esperanza de vida. No solo eso, sino que solo tocándolos podemos enfermar ya que el tabaco tiene muchos elementos radioactivos que se usan en la agricultura.

¡Baila!

Un estudio realizado en Francia indica que la mejor forma de prolongar tu vida es bailando, pero no solo ha descubierto eso, sino también que el mejor estilo de baile para vivir más es la salsa. Hace que tus huesos fortalezcan; mejora el funcionamiento de tus pulmones y ayuda a tu circulación.

Como es lógico, cualquier tipo de baile nos vale, lo importante es mantenerse activo y de buen humor, ya que ambas cosas alargan nuestra vida.

Ponte calcetines mojados por la noche

Puede que muchos os toméis esta última a modo de broma, pero la realidad es que hacer eso ayuda mucho a nuestra circulación. Cuando los pies se enfrían, nuestro cuerpo envía los nutrientes a todas partes para estimular la circulación y luchar contra todo tipo de infecciones.

Además, cuando tus pies empiezan a entrar en calor de nuevo, las venas se dilatan haciendo que nos liberemos de muchas toxinas que quedan atascadas en nuestra sangre.

¿Hasta qué edad creéis que vais a vivir? ¿Os gustaría vivir para siempre? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuentes: brightside, ndtv