El matrimonio suele estar asociado al aburrimiento y al tedio. Son muchas las bromas que nos hacen nuestro familiares cuando les decimos que estamos pensando en pasar por el altar para decirnos ‘sí, quiero’. Pero, ¿es realmente todo tan malo? ¿No hay nada que se pueda salvar de este antiguo ritual?

La verdad es que no todo es tan bonito, peeeeeero tampoco todo es tan oscuro y hoy os traemos un ejemplo de ello. Se trata de una recopilación de situaciones en las que las esposas de estos hombres demostraron que el matrimonio era de todo menos aburrido.

1Que te regalen unos tampones no está mal

Pero que, cuando los abras, haya kilo y medio de chocolate… no tiene precio. Eso sí, ya puedes apuntarte luego a unas largas sesiones de spinning.

2Que quede claro

No es que te odio o que te quiera cortar el pene mientras estás durmiendo, simplemente que hemos llegado a un pacto de ‘no agresión’ y que, por ahora, lo llevamos bien.

3Su mujer se fue de viaje unos meses

Lo que más les preocupaba era que se sintiesen solos al pasar tanto tiempo separados… por eso, ella le dejó esto en su cama antes de marchar. No queremos saber qué hizo con ella.

--- Publicidad ---


--- Publicidad ---

4Su mujer piensa que es idiota

Después de que se presentase un par de días al trabajo con una camiseta de su equipo de básquet, su mujer encontró una genial solución para que no volviese a meter la pata de esa forma. Esto habla muy bien de ella (y muy mal de él).

5Ella es geóloga

Y este fue el regalo que le hizo por navidades. Que quede muy clara cual es su opinión respecto a su trabajo.

6¿Estás seguro?

--- Publicidad ---

Él no se creía que ella fuese capaz de depilarle un pie mientras dormía, afirmaba que se despertaría sin dudarlo… esto fue lo que se encontró al día siguiente. La envidia de todo el barrio.

750 sombras más oscuras

Esto no es lo él se esperaba cuando ella le dijo que se había comprado eso… aunque, la verdad, es bastante más útil que el libro original.

8Cuando a ella le da por ponerse graciosa

Y empieza a quitarle letras al jabón de manos. Eso sí, la sonrisa que él se lleva luego no tiene precio.

9¿Qué diablos es eso?

--- Publicidad ---

Lo mejor es no arrepentirse de nada. Si uno se decide por algo, hay que ir con todas (y asumir las consecuencias, claro está).

10Más claro, el agua

Su mujer quería que el de la pizzería supiese que, quizás, se estaba pasando un poco con la publicidad… y creemos que, sin ningún tipo de dudas, se dio cuenta (otra cosa es que desista).

11Tu merecido

--- Publicidad ---

Ella, maquilladora profesional, lleva un tiempo viviendo fuera de la ciudad por trabajo. Cuando ese fin de semana fue a visitar a su marido, este se quedó dormido muy temprano porque había salido con sus amigos el día anterior. Este fue el precio que tuvo que pagar.

12Indirectas

Eso fue lo que su mujer le lanzó cuando le dejó estás dos cosas bien juntitas encima de la mesa del comedor.

13Ahora ya sé porque

Esto explica que ella se estuviese riendo tanto cuando me pidió que, por favor, mirase qué le pasaba al filtro del aire.

14Llevan años de relación

ÉL no quiere casarse todavía, pero ella le tenía preparada una trampa… que, la verdad, es genial.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas situaciones? ¿Os pasan cosas parecidas con vuestras parejas? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).