Lyndi Cohen, también conocida como la Nude Nutricionista en las redes sociales, tiene la misión de desafiar la belleza poco realista y los ideales corporales que, en estos momentos, inundan las redes sociales, de arriba abajo.

En un intento por comprender mejor la percepción del público sobre lo que constituye lo “normal”, la blogger australiana de ‘fitness y bienestar corporal’ pidió a sus más de 60.000 seguidores de Instagram que hicieran Photoshop con ella para que luciera más guapa.

Para asombro del joven de 28 años, prácticamente todos los retoques fotográficos que se enviaron hacían especial hincapié en quitarle a Lyndi los kilos que, según los usuarios, ‘le sobraban’… y esto, básicamente, iba en contra de todo lo que ella defendía en sus blogs.

“Le pregunté a un grupo de desconocidos si querían hacer cosas con mis fotos y el Photoshop. Y sin que yo dijese nada, todos me hicieron más delgado”, explicaba la nutricionista.

Algunos de sus seguidores incluso cambiaron su estructura ósea por completo y le quitaron una marca de nacimiento que tenía en el hombro: “Crearon una imagen de lo que pensaban que era hermoso y saludable, y el resultado de todo eso me preocupa mucho”, escribió Cohen en su publicación.

“Cuando todo lo que vemos son imágenes retocadas de personas que ya son delgadas y que quieren parecer más delgadas, es difícil pensar que la belleza o la salud puedan venir de cualquier otra forma que no sea esa”.

La conocida nutricionista explicó cómo las imágenes de Photoshop están creando estándares de belleza poco realistas, e hizo un llamado a los medios para que la ayudasen a borrar las fotos editadas para siempre… cosa que, por otro lado, es una misión casi imposible.

“El problema es que cada foto que vemos está retocada, lo que nos hace cuestionar si la chica de esta imagen, con el estómago ‘normal’, está sana realmente. Mis ‘michelines’ no son el problema. El problema es la obsesión de nuestra cultura con que lo ideal es estar delgado y el Photoshop”, escribía Cohen.

“Ya no es nada raro que las revistas incluyan una portada o una sesión sin Photoshop en sus revistas. Me encantaría vivir en un mundo donde nuestros medios hicieran más y donde el Photoshop fuera la excepción, no la regla”.

Los fanáticos han respondido al llamado de Cohen con muchísima alegría, aplaudiéndola por señalar esta obsesión de las redes sociales por los estándares de belleza tóxicos y que, en el fondo, no aportan nada bueno a nadie.

“Sigue haciendo este llamado a que la gente no use Photoshop. ¡Es genial que estés usando tu plataforma y tu repercusión para tratar de romper la obsesión de los medios con que lo ideal es estar delgado y la obsesión por el Photoshop en todas partes!”, escribía uno de los comentaristas.

“Un mundo que no esté repleto de Photoshop me haría sentir tremendamente más cómodo. Recientemente, le he cogido mucho cariño a tus publicaciones y a otras mujeres que muestran su celulitis, por ejemplo. Ahora cuando veo la mía, mi forma de entenderla es muy diferente. Así que, gracias”, escribía otra de las usuarias.

Este es un llamado que, además, busca unir al resto de la comunidad de ‘influencer’, los cuales también tienen una tarea muy grande por delante respecto a este asunto. Pero, para esto, quedará esperar a ver si estos, de una vez, se conciencian también.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta iniciativa tan constructiva? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuentes: Honey Nine, Glamour.