Hay bonitas historias como Romeo y Julieta donde gente de distintos estratos sociales e ideologías se unen por el poder del amor pese a sus diferencias. Pero este no es uno de esos casos.

Una reciente cita de First Dates apostó fuerte al querer juntar a dos personas que eran el día y la noche. Por un lado teníamos a Luis, un médico de urgencias que ya entró dejando claro que no iba a ser una persona fácil.

“Es complicado que me sorprendáis con mi cita”.

Pero cuando Susana, la que iba a ser la cita de Luis, conoció a su pareja no estuvo del todo contenta con la persona que le habían asignado porque demostró ser alguien incapaz de evitar hacer comentarios estúpidos o desagradables a cada momento.

Ella buscaba un hombre “atractivo, interesante, fuerte…” y se encontró con un señor que, cuando ella le preguntó ¿Qué me cuentas? Él le respondió “Uno, dos, tres…”.

Pero podría ser que simplemente fuese un hombre al que le gustan los chistes malos y que, en realidad, como persona es extremadamente agradable. Así que buscaron otro tema de conversación y hablaron de sus aficiones.

Luis le dijo que él nunca había viajado “fuera de la península ibérica”, mientras que Susana dijo: “todo lo que ahorro me lo gasto en viajes. El último que he hecho fue a Sicilia”.

Al ver que tampoco coincidían en este, probaron suerte con el mundo animal. Y, de primeras, parecía que esta conversación iba a ir mejor porque a los dos les gustaban los animales. Luis explicó que tenía dos gatos, pero cuando Susana le explicó que tenía una perrita, él le espetó un comentario que le sentó realmente mal al hacer una broma machista.

“Es la única raza en la que la mujer es mejor que el hombre. ¿No te ha gustado el chiste?”.

Obviamente, Susana se quedó a cuadros, pero eso no impidió que saltasen al siguiente tema de conversación como si fuese un quesito de Trivial más. Ahora tocaba hablar de dinero y política.

Luis expresó su deseo de tener una vida donde siempre haya dinero, cosa por la que, en principio, no debería sufrir porque, como hemos dicho previamente, Luis es médico. Pero a él eso no le importaba y soltó comentarios como el siguiente.

“Mira el Coletas (Pablo Iglesias), se queja de que cobra poco y se compra una casa de 600.000 euros, y yo solo he llegado a uno de 400.000. Es que él tiene mucha manía de eso, de cobrar de Irán, de Venezuela…”

Entonces Susana puso todas las cartas encima de la mesa y le dijo que ella era de izquierdas y que algunos comentarios de los que soltaba Luis le estaban molestando; sin embargo, Luis es de los que no se toma en serio la señales de Stop y siguió a su rollo. A continuación os dejamos escritas algunas de sus mejores frases.

“Es imposible que una administrativa entienda mi humor en una cena de 20 minutos”

“Podemos se tiene que ir, tenéis que dejar que os gobierne el PNV, os tenéis que dejar gobernar por los vascos”

 “Los de izquierdas sois unos confrontativos”.

Pero, por si alguien sentía simpatía por este señor, decidió coronarse con la siguiente afirmación:

“La mujer solitaria es una maniática y una inaguantable”.

Como cabía esperar, Susana no quiso una segunda cita mientras que él, en su línea, dijo que seguiría buscando al amor perfecto que, para él, es Monica Belluci.

A continuación, os dejamos un vídeo con algunos de los mejores momentos de la cita.

A vosotrxs, ¿qué pensáis de Luis? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: 20minutos, abc