Esperamos que todos esperéis con ganas el cabroquiz de la semana porque, como todos ya sabéis, hacer el cabroquiz es decir “Viva el rey”.

Esta semana os planteábamos un enigma que parte de una premisa que, en un principio, parece no tener lógica pero que pretende que, precisamente, uséis vuestro ingenio para encontrar una solución viable a este problema.

El alcaide de una prisión quiere someter a una prueba a un prisionero y le dice que en una caja hay 9 bolas negras y una blanca. Entonces, en caso de que saque la blanca será libre mientras que si saca una negra seguirá en prisión, pero el problema es que el alcaide ha puesto todas las bolas de color negro.

En principio parece imposible escapar de la cárcel, pero hay, por lo menos,  una forma de estafar al estafador que parte de la base de que el prisionero sabe que quieren engañarlo. Para poder superar esta prueba, el prisionero solo debe coger rápidamente una de las bolas y escondérsela en el uniforme.

De este modo, cuando el alcaide pregunte de qué color es la bola y le pidan que se la enseñe a todos, responderá que no hace falta ver qué bola ha cogido él y que se puede saber si simplemente abren la caja, en ese caso, si todas las bolas que hay dentro son negras significará que él tiene la blanca.

--- Publicidad ---


--- Publicidad ---

Obviamente, esta es la forma “más lógica” de resolverlo, pero hay otras maneras de solucionarlo que pueden surgir de vuestra propia creatividad. Por ejemplo, si sois caucásicos (es decir, de raza blanca), podéis sacaros un testículo y cogerlo como si fuese una pelota de ping pong y decir “esta es la bola blanca”.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido este acertijo? ¿Lo habéis acertado? ¿Tenéis otras propuestas de solución? Ponednosla en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, la verdad, porque los hemos hecho con muchísimo cariño). 

--- Publicidad ---