La maquinaria de Hollywood nunca deja de funcionar y ha habido ocasiones en que un actor ha perdido la oportunidad de subirse a un tren que hubiese acelerado su carrera. A continuación, os mostraremos algunos actores que se arrepintieron al rechazar papeles muy importantes.

Nicolas Cage – El señor de los anillos/Aragorn

La carrera de Nicolas Cage hubiese cambiado un mundo si hubiese sido Aragorn. Actualmente, el actor es un meme con patas, pero en su momento fue considerado para los papeles de Neo en Matrix y Aragorn en El señor de los anillos. El primero lo rechazó por no entender el guión y el segundo por no querer comprometerse a 3 años de rodaje.

Christina Applegate – Una rubia muy legal

La actriz conocida por salir en Matrimonio con hijos y ser la secundaria de lujo en El reportero de Will Ferrell tuvo miedo de ser encasillada en el papel de rubia tonta y rechazó un papel protagonista que le podría haber abierto muchas puertas.

Daryl Hannah – Pretty Woman

La otra asesina rubia de Kill Bill optó al papel que terminó cayendo en las manos de Julia Roberts en Pretty Woman, pero lo rechazó porque consideraba que en la película no se trataba bien a las mujeres y, aunque a muchos les pueda gustar el filme, el tiempo le ha dado la razón.

Dustin Hoffman – Taxi Driver

Al actor se le ofreció ser Travis Bickle en el famoso film de culto de Martin Scorsese, pero, por aquel entonces, el director solo había hecho una película y Hoffman rechazó el proyecto aunque años después ha explicado lo mucho que lamentó esa decisión.

Josh Hartnett – Batman Begins

Durante un tiempo Josh Hartnett fue uno de los actores de moda en Hollywood y, aunque a día de hoy está en horas bajas, en su momento le ofrecieron ser Batman. Sin embargo, lo rechazó para hacer otros proyectos y Christian Bale se convirtió en El caballero oscuro.

Denzel Washington – Seven

Seguramente esta es una de las películas más brillantes de los años 90 en la que casi aparece Denzel Washington, pero a diferencia de lo que muchos estaréis pensado, el papel no era el del personaje de Morgan Freeman sino el que finalmente terminó interpretando Brad Pitt porque, según él, pensó que nadie la iría a ver.

Leonardio DiCaprio – Boogie Nights

El actor ha tenido una carrera muy fructífera, pero aún podría haberlo sido más. Leo ha confesado que en ese momento no conocía al director y no quiso hacer un papel tan polémico, pero que a día de hoy se arrepiente de no haber participado de la que es una de sus películas favoritas.

John Travolta – Forrest Gump

Pensándolo así da un poco de miedo, pero a John Travolta eso no le asusta y se arrepiente de haber rechazado un papel que no pudo hacer por culpa de un calendario apretado (puesto que Forrest Gump y Pulp Fiction se estrenaron el mismo año).

Christopher Plummer – El señor de los anillos /Gandalf

El actor ha reconocido que no recuerda exactamente el motivo por el cual no quiso convertirse en el mago gris, pero indica que puede ser porque 3 años en Nueva Zelanda eran demasiado tiempo. A día de hoy dice que se ha convertido en un fan de la saga.

A vosotrxs, ¿os gustaría haber visto alguna de estas películas con un actor distinto? ¿Cuáles creéis que habrían empeorado? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: whatculture, screenrant