Conseguir al amor de tu vida no es tarea fácil. Muchos dirán que se trata, simplemente, de buscar a la otra mitad de tu fruta… pero ¿qué clase de tontería es esa? Sería más bien como tener intolerancia a la fructosa y tener que encontrar la macedonia que más te guste; la cosa se complica y tendrás que probar mucha y hacerte bastante daño antes de dar con la mezcla de frutas correcta. Pero dejando de lado metáforas estúpidas, hoy os venimos a hablar de una persona que, adaptándose a las tecnologías del siglo XXI, ha sido la persona que ‘más ha ligado’ en el último año.

Stefan-Pierre Tomlin ha sido galardonado con el título del hombre más ‘desplazado hacia la derecha’ de Tinder de los últimos años.

A sus 27 años el modelo mantiene en la actualidad con Gemma Fowler, de 25, a quien conoció a través de la famosa aplicación de citas el día de San Valentín del año pasado… pero es que, antes de eso, había estado soltero dos años enteros en los que hizo muchas ‘travesuras’.

Ha trabajado como presentador y como personalidad televisiva influyente a lo largo de toda su carrera. Él mismo se define como un ‘experto en citas’ y defiende las citas ‘online’ como la mejor opción para encontrar el amor en la actualidad.

Para Tomlin, la clave de todo es hacerse una biografía breve y directa: “Traté de ser gracioso e intrigante, mi objetivo era invitar a las personas a abrir una conversación”.

“A las mujeres les encantan los chicos divertidos, así que inyecta un poco de humor y definitivamente mejorará tu perfil”.

Aun así, hay otras cosas que debemos tener en cuenta, como, por ejemplo, nuestra foto de perfil. La descripción de nuestra biografía requiere que quieran leernos…por lo que, primero, tenemos que provocar esta necesidad.

“Nada de colgar fotos comiendo”, explicaba Tomlin, “evita las fotos grupales en las primeras tres imágenes y no temas agregarlas con mascotas, ¡algunas personas piensan que son bonitas!”.

“Trate de hacer que cada imagen sea un escenario diferente, por lo que no todas las discotecas o las vacaciones: cámbialas. Incluye algunas donde parezcas inteligente y otras donde parezca más informal”.

Otro aspecto tremendamente fundamental es las primeras palabras con las que abres el chat.

Él, según sus propias palabras, dedicaba horas a examinar los perfiles que le interesaban para buscar gustos en común y poder enfocar la conversación por el buen camino desde el principio.

“Nunca hables de exes”, explicaba, “ni de lugares donde hayas estado con un ex”.

Mucha gente, cuando consigue establecer una ‘coincidencia’ en este tipo de aplicaciones, se pasa semanas hablando del clima y de asuntos tremendamente banales. Tomlin, por su parte, recomienda concertar una cita real lo antes posible.

“Si la conversación avanza, trata de reunirte lo más rápido que puedas, de lo contrario, la sensación de ‘mariposas en el estómago’ podría disolverse rápidamente. un par de días debería ser suficiente para saber si hay algún tipo de interés, pero una semana entera es demasiado”.

Sin embargo, lo más importante, enfatiza Tomlin, es ser original.

Se estima que hay 50 millones de usuarios en Tinder y aproximadamente 23 millones en Bumble, eso es mucha competencia.

“Trata de ser único y piensa en formas de diferenciarte de los millones [de competidores] que existen”, concluye.

A vosotrxs, ¿qué os parecen estos truquillos? ¿Habéis intentado alguno? Dejadnos vuestros resultados en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

  Fuentes: Independent, The Sun.