¿Cómo sabes que, después de una ruptura, estás listo o lista para emprender una nueva relación? Este momento de nuestras vidas puede ser muy complicado de gestionar y, lo más probable, es que estemos perdidos como pollo sin cabeza.

Consejos se pueden dar muchos, pero nosotros hoy nos queremos centrar en un aspecto muy concreto: en los síntomas que pueden evidenciar que, de momento, no estamos preparados o preparadas para iniciar una nueva relación sentimental.

Agarraos a la silla, que vienen curvas:

1Buscas la perfección

The Orchard Films GIF - Find & Share on GIPHY

Cuando dejamos una relación, sobre todo si somos nosotros los que hemos puesto el punto final, lo más normal es que veamos los atributos que pueda tener la otra persona como algo ‘negativo’. Cualquier otra persona a la que veamos con una características similares, la descartaremos por ser ‘imperfecta’.

Nos obsesionaremos por encontrar a aquella persona que, según nuestros cánones, sea perfecta, ya que no queremos volver a toparnos con lo que dejamos atrás. Pero este es un enfoque equivocado: no existe la perfección (ni nada que se le parezca). Si vives en la irrealidad, te darás de bruces con lo que sí existe de verdad: la realidad.

2Un clavo saca otro clavo

Happy Te Amo GIF - Find & Share on GIPHY

Pensar que la única forma de darle un sentido a tu vida es estando con otra persona es un fallo grave, pero bastante más común de lo que podéis pensar, por lo que no debéis sentiros tan mal (al menos de momento). Eres autosuficiente, seas consciente de ello o no; abre los ojos.

Tu felicidad está influenciada por el resto de la sociedad, eso está claro, pero también es cierto que esto debe ser solo un complemento; la base debe ser el estar contentos con nosotros mismos.

3Vas de ‘salvavidas’

Couple Kiss GIF by Lucía Parias - Find & Share on GIPHY

Es bastante habitual encontrar el placer y la tranquilidad en tener al lado a alguien que está peor que nosotros. Sentir que podemos cuidar y ‘malcriar’ a alguien que está peor, hace que sintamos como que tenemos ‘un propósito’ en la vida… pero esto es solo una ilusión.

No debemos centrarnos en cambiar a alguien, sino en cambiarnos y adaptarnos a nosotros mismos para no necesitar esa situación de ‘dependencia’.

4Falta de superación

Couple Stars GIF - Find & Share on GIPHY

No debemos temer a la soledad. Esta, incluso, puede llegar a ser nuestra amiga. Una herramienta excelente para conocernos a nosotros mismos. No necesitamos ir empalmando una novia o un novio tras otro. Debemos superar la ansiedad que nos produce el no tener a nadie al lado.

Si no gestionas bien tu soledad, lo más probable es que te precipites en todas tus decisiones y no solo acabes haciéndote más daño del que deberías, sino que acabes haciéndoselo también a otra persona.

5Te falta conocerte

The Office Jim And Pam GIF - Find & Share on GIPHY

Cuando todo cambia, las cosas tardan un tiempo en volver a ponerse ‘en su sitio’. Dejar a tu pareja suele comportar muchas cosas, como cambiar de casa o, incluso, de país. Esto requiere de una adaptación y de un ‘recolocamiento’ que es tanto físico como emocional.

Date un tiempo. Espera a que esté todo mejor colocado antes de buscar colocar a alguien en medio de ese pequeño caos en el que se ha convertido tu vida. Para poder ver bien lo que hay debajo, hay que dejar que el agua vuelva a la calma.

6Mirar para otro lado

The Office Jim And Pam GIF - Find & Share on GIPHY

El orgullo, en esas duras etapas, suele estar en sus cotas más altas. Es posible que, ante una evidencia de error por nuestra parte, nos resistamos a admitirlo, aun cuando este sea tremendamente evidente y flagrante.

Esto, en una pareja, es fatal. Lo mejor pues es dejar que las cosas se calmen para poder tener un mayor sentido crítico de la situación. Es normal equivocarse. Lo que ya es más raro es saber reconocerlo y, sobre todo, actuar en consecuencia.

7Falta de transparencia

The Office Jim And Pam GIF - Find & Share on GIPHY

(Nos gustan mucho Jim y Pam, ¿se nota?)

El miedo a que nos vuelvan a hacer daño puede provocar que nos cerremos como unas ostras. Mostrar nuestras partes más sensibles puede aterrorizarnos, por lo que actuaremos de forma reaccionaria y nos sellaremos herméticamente.

Lo mejor es aprender a gestionar nuestras emociones, no ocultarlas como si no existiesen.

A vosotrxs, ¿qué os parecen estas señales? ¿Os sentís identificados con alguna de ellas? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, a demás, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuente: OkChicas