Como es lógico, en nuestra cultura actual hay una fuerte pasión por lo retro y, poco a poco, consolas que formaron parte de nuestra infancia están convirtiéndose en reliquias destinadas a convertirse en iconos que supusieron la primera piedra en la historia de los videojuegos.

Por eso no sorprende que, últimamente, estén sacando muchas versiones de las primeras consolas de muchas marcas como, por ejemplo, la Sega Megadrive o la NES Mini, pero había algo que nos faltaba; una parte de nuestro corazón que faltaba por ocupar. Estamos hablando de Sony y su primera Playstation.

En diciembre, todo eso quedará solucionado: Sony presentará su propio modelo “mini” de Playstation.

Mucha gente llevaba tiempo esperándola y, finalmente, ha sido presentada en el Tokyo Game Show 2018. La nueva consola será llamada Playstation Classic y, de entrada, incluirá 20 videojuegos clásicos de la mítica compañía.

La marca ya ha dicho que, aunque no tenía intención de sacar una consola de este tipo porque seguramente no le supondrá mucho a nivel comercial, quiso hacerla realidad al ver que sus fans deseaban un producto de este estilo.

El anuncio en el que se anunció vino acompañado de un vídeo de presentación donde se explicaba todos los accesorios que incluiría y mostraba la consola y el mando.

También se explicaba la fecha de lanzamiento que está prevista para el 3 de diciembre en lo que es una clara oferta comercial que pretende dar importancia a Sony durante los meses de Navidad, al margen de los juegos que pueda sacar para PS4, su consola actual.

Pero la fecha no es solo una estrategia comercial, sino que ese día es el mismo en el que se lanzó la Playstation original en 1994. Algunos de los juegos más destacados de los veinte que incluye son el mítico Final Fantasy VII de Cloud, el Ridge Racer Rype 4, Jumping Flash, Wild Arms o el Tekken.

Muchos os estaréis preguntando cuáles son las diferencias entre la Playstation original y esta nueva versión de la consola. Para empezar, la Classic será un 45% más pequeña que la original (el primer modelo) y, por lo tanto, es más manejable.

Además vendrá con dos mandos incluidos que se conectarán por cable, aunque no se sabe qué tipo de conexión tendrá o si se podrían aprovechar mandos y accesorios antiguos que aún conservemos.

Donde sí que se ha actualizado en la consola es en la conexión con la pantalla que, en vez del clásico euroconector, usará el método más frecuente actualmente, el cable HDMI. Y, como han hecho la mayoría de modelos de la competencia como la NES Mini y la SNES Mini, el cable de alimentación será un USB, aunque ya veréis que, no obstante, también es compatible con los adaptadores AC tradicionales que, si así lo deseáis, podréis comprar por separado.

Ahora ya solo queda saber el precio, una de las características que más determinantes son a la hora de tomar la decisión de compra. En Japón está previsto que cueste 9980 yen y en Estados Unidos de América 100 dólares, pero en Europa se ha hecho una traslación de 1:1 así que, finalmente, el precio en los países europeos será de 99 euros.

Puede que para algunos sea un producto innecesario mientras otros llevaban tiempo esperando algo parecido. En cualquier caso, parece que las consolas y los juegos retro están volviendo para ocupar un espacio (más grande o más pequeño) dentro de este sector.

¿Os la compraréis? ¿Os parece interesante o creéis que es demasiado cara para lo que es? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuentes: as.com/meristationtheverge