Las redes sociales son un mundo aparte. Se mueven guiadas y regidas por unas normas que poco tienen que ver con las que rigen el mundo en el que nos movemos los mortales en la realidad. ¿Qué hay de real en Instagram? ¿Tenemos tantos amigos como los que tenemos en Facebook?

Nosotros queremos arrojar un poco de luz hoy a este asunto y, para ello, os hemos traído una gran cantidad de imágenes que demuestran que, en la mayoría de ocasiones, lo que vemos en las redes sociales no tiene nada, pero que nada que ver con la realidad.

1Muerte entre las flores

Eso es lo que le pasa al pobre chaval de abajo. Es muy doloroso ver a lo que están dispuestos a llegar algunos por conseguir la chica de sus sueños. Visto lo visto, ojalá sea alérgica a esa especie de flor.

2La foto más bonita de la boda

Habría que ver si ese fotógrafo está asegurado a todo riesgo, porque ahí abajo… se pueden provocar accidentes bastante lamentables.

3Nos produce pura alegría

Pero es que claro, luego te das de bruces con la realidad y esta da bastantes ganas de vomitar. Se me han quitado las ganas de comer en un par de meses.

4Menos casual de lo que parece

Donde tú ves un hermoso y tranquilo paseo por el campo, lo que nosotros vemos es a una mujer joven cagando mientras se hace una selfie ridícula.

5El fondo es lo mejor

Sobre todo a nivel de engaño. Es el viaje más barato de su vida: 0,30 euros por una impresión en DIN-A 3 en blanco y negro y un par de chinchetas (un poco de celo también serviría igual).

6El mejor viaje de sus vidas

Pocas cosas hay mas bonitas que pegarse un buen paseo por el mar a lomos de dos caballos… y un pobre hombre que las está pasando canutas para que tú puedas sacarte una foto que es puro postureo.

7¡Si es que le queda fantástica!

Eso sí: lo importante es que no se dé la vuelta… que lleva medio material de oficina incrustado en la espalda.

8¿Quieres ver mi nuevo Mercedes?

Espérate un momento, que tengo que conectar este precioso USB en mi ordenador para descargarme las fotos del coche. ¿Pensabas que era un Mercedes de verdad? Me faltan unos cuantos doctorados falsos para eso…

9En la cámara no se ve

Pero en ese preciso momento, había una plaga de mosquitos en la laguna estancada donde se estaban realizando las fotos. Todos murieron al acabar la sesión.

10Mis nuevas ‘zapas’

Lo que más me costó no fue imprimirlas, sino recortarlas y que me quedasen perfectas. ¿Os gustan?

11Llevar una cadena de oro no es complicado

Es más, con este nuevo diseño, podrás llevar dos en uno: cadena de oro falsa y bolso hortera. ¿Qué más quieres?

12No tienes por qué sentirte sola

Solo hace falta que consigas a un maniquí horrible y lo decapites. Si tienes un rotulador desgastado puedes pintarle una barba también. Como siempre, el objetivo es que dé el mayor mal rollo posible.

13La imagen lo es todo

No hay nada que una carcasa hecha viruta no pueda solucionar… bueno, eso y un poco de imaginación, claro.

14La obsesión por las flores

¿Son cosas nuestras o hay una ligera obsesión por parte de las personas en salir en medio de flores? ¿No es un poco hortera?

15Hablando de pagafantas

Esto sí que es arriesgar la vida de verdad… eso o tiene branquias.

¿Os imaginabais la realidad de estas fotografías? ¿Cuál os ha sorprendido más? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuentes: Genial