Cada vez más, los certámenes de belleza se van volviendo más inclusivos gracias a las demandas de una sociedad que exige igualdad. Recientemente se ha producido un caso durante el concurso de Miss Italia en relación con una participante que, aunque no ha ganado, ha abierto una nueva puerta para futuras candidatas.

Como hemos dicho, Chiara Bordi no pudo hacerse con el primer premio, pero sí que pudo regresar a casa contenta de haber hecho historia al convertirse en la primera participante de un concurso de “mises” en participar con una prótesis en la pierna. Pero no solo eso, sino que la joven estuvo en el podio al quedar como tercera clasificada.

De hecho, antes de que llegase la gran final del concurso ya se mostraba muy satisfecha con el hecho de poder estar en él.

“Es una victoria estar aquí vaya como vaya. He tenido el apoyo de tantas personas y estoy muy feliz de haber llegado hasta aquí y que el mensaje haya llegado a mucha gente”.

 

Chiara no se avergüenza de su pierna, de hecho, en su descripción de Instagram pone: “Modelo biónica, amante de la vida”.

La particular historia de esta joven modelo empezó en 2013 cuando perdió parte de su pierna izquierda. El suceso se produjo durante un accidente de moto cuando un coche en dirección contraria chocó con la moto donde ella iba como copiloto, cosa que, al principio, convirtió su vida en un infierno.

“He maldecido el destino. Aquella noche, en aquel momento, quise poder volver atrás y salir aunque fuera un segundo más tarde. He visto mi cuerpo casi destruido. Prefería mirar hacia cualquier sitio antes que mirarme las piernas”.

Cuando le ocurrió solo tenía 13 años, con lo cual muchos de nosotros podríamos pensar que algo así puede partir tu vida por la mitad y afectarte muy seriamente, pero Chiara no dejó que la mala suerte acabase con su ambición.

La joven italiana siempre había querido dedicarse al mundo de la moda, así que, con solo 15 años (dos años después del accidente) hizo su primera sesión de fotos y empezó a participar en ciertos desfiles locales.

Durante su proceso de rehabilitación tuvo que someterse a tres amputaciones, cosa que no evitió que, a día de hoy, practique piragüismo, submarinismo, windsurfing y otro tipo de deportes.

Además, su experiencia en los hospitales le ha servido para descubrir que, aparte de su pasión por el arte, su otra posible futura profesión podría ser la medicina, haciendo que se haya planteado empezar la carrera. Su experiencia médica le ha despertado un interés por la gente que ha vivido situaciones como la suya.

“En la vida existen momentos difíciles que es necesario superar. El discapacitado es visto como una persona que no puede hacer nada pero yo soy una persona normal. Espero haber mandado un mensaje de fuerza”.

Sorprendentemente o no, el caso no ha quedado exento de polémica y de críticas por Internet ya que ha surgido una minoría realmente ruidosa que ha insultado y vejado a la chica solo por su problema con la pierna con comentarios lamentables como “Das asco, vete a casa, te votan porque eres coja”, a lo que la modelo contestó “Lo siento mucho por usted porque a mí me faltará un pie pero a usted le falta el cerebro y el corazón”.

De hecho, lejos de esconder esos comentarios en sus redes sociales, Chiara ha hecho campaña a favor de la gente con discapacidades como la suya.

“He tenido que luchar contra las miradas de la gente o contra quién decía: ‘A esta chica le hará ganar sólo por su discapacidad, por pena’. Me dan pena estas personas que insultan con maldad”.

A raíz de comentarios como este ha habido muchas personalidades que se han sentido apeladas y han decidido posicionarse a favor de Chiara como, por ejemplo, el ministro de Interior y vicepresidente del Gobierno italiano, Matteo Salvini.

¿Qué os parece el mensaje que manda y su forma de afrontar la vida? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuentes: elmundo, mundodeportivo