En lo que se refiere a ligar mediante aplicaciones para teléfonos móviles, hay una que es la reina absoluta: Tinder. En este espacio, la tecnología se pone a nuestro servicio para presentarnos a personas que, en base a una serie de elementos, son ‘compatibles’ con nosotros. Pero, de la misma forma que podemos encontrarnos a gente muy agradable, también podemos tener la mala suerte de toparnos con alguien menos… grato, por decirlo con mucha suavidad.

Hoy os traemos un ejemplo de lo que nosotros hemos llamado: la tercera vía de Tinder. Personas que ni buscan enamorarse ni buscan molestar, simplemente, se lo quieren pasar en grande.

1Los estudios son lo primero

Luego ya veremos.

2Lo errores ocurren

Aunque podría haber sido más sutil.

3Los hay que te animan

La esperanza es lo último que se pierde.

4La ortografía, para algunos, es fundamental

Así que, para la próxima, vigila.

5Surrealismo total

Creo que lo escribía mientras se caía por una.

6¿Era la mejor forma de pedir un consejo?

Probablemente sí.

7Ya que estamos…

Podemos matar dos pájaros de un tiro.

8No sabemos si reír…

…o llorar.

9Lo tiene bastante claro

Al menos ya le ha avisado.

10Ya que estamos ante una profesional…

Aprovechamos, ¿no?

11Lo primero es aceptarlo

Y luego tomárselo con humor.

12Si es que los peludos salen ganando siempre…

Poco hay que hacer entonces.

13Si cuela, cuela

y sino…

14Un error bastante bestia

Que quizás, al final, le sale bien.

15Directa

Sin rodeos.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas conversaciones? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos).