A menudo se dice que el dinero no da la felicidad, pero, por desgracia, a menudo hemos visto que eso no es cierto y que mucha gente consigue ser feliz gracias a tener unos eurillos de más. Sin embargo, a continuación veremos un triste caso que nos hará estar un poco más contentos a aquellos que no podemos solucionar las cosas a base de talonario.

Un aristócrata multimillonario ha anunciado que lleva un año buscando una joven mujer para que pueda darle unos herederos para su fortuna. El noble en cuestión es Sir Benjamin Blade y actualmente tiene 72 años, es decir, está en la flor de la vida.

Recientemente, apareció en el programa Good Morning Britain donde explicó que le había sido imposible encontrar el amor durante todos estos años, así que decidió añadirle algo de romanticismo al asunto.

Hace poco que este descendiente del Rey Charles II anunció que había decido sentar la cabeza, pero no os creáis que se va a conformar con cualquiera y es que el aristócrata tiene sus particulares peticiones. En este programa al que asistió, Sir Benjamin reveló que quería una mujer que no fuese más alta que 1’67 metros y que tuviese entre 30 y 40 años (os recordamos que él tiene 72).

Eso no es todo. “Si además sabe pilotar helicópteros y montar a caballo y dispone de un trabajo como jefa ejecutiva, mucho mejor“.

Como es lógico, le llovieron muchas críticas después de que se hiciese pública esta búsqueda; sin embargo, el noble no desiste y, aunque entiende el motivo de todas esas críticas, ha decidido que seguirá buscando a su pareja ideal, aunque desde otro punto de vista o tomando una estrategia un tanto diferente.

“He cambiado mi discurso de venta. Ahora digo que todo lo que quiero es un romance que consista en que mi pareja pueda usar mi tarjeta de crédito hasta que salga humo de ella. Llevarla a lugares exóticos y comer en todo tipo de restaurantes en vida que parecerá hecha de vacaciones improvisada”.

Por lo visto, vio que el tema de los herederos echaba para atrás a muchas mujeres y sería mejor enfocarlo de otro modo.

Obviamente, también quiere a alguien que comparta algunos gustos e intereses con él, pero si no ha encontrado a la mujer ideal se debe a que no se ha esforzado mucho en buscarla y que a la mayoría las ve muy mayores o no quieren niños.

Algunos de los requisitos de Sir Benjamin son más o menos negociables como, por ejemplo, poder volar en helicóptero, pero seguramente esté dispuesto a pasar ciertas cosas por alto con tal de poder tener una familia (ya que a su edad adoptar sería complicado y no puede hacerlo solo).

Pero no solo busca una mujer para crear un futuro y que esté allí de florero, sino que quiere que sea efectiva y necesaria para su negocio.

“Si puedo conseguir una esposa que, al mismo tiempo, sea una gran ejecutiva y una gran dirigente, sería algo espectacular. Conseguiría dos lujos por el precio de uno”.

Obviamente, esta forma de hablar y las peticiones del aristócrata no han dejado indiferente a nadie; de hecho, han escandalizado a muchas personas. Muchos han sido los que han bromeado acerca de la frialdad de este hombre mayor que ha pensado que encontrar el amor de tu vida es como buscar una buena yegua.

A pesar de ello, la opinión pública no ha sido demasiado agresiva con él y la mayoría le ha restado importancia y lo han valorado como los desvaríos de un anciano con dinero.

A vosotrxs, ¿os parece una buena forma de tener herederos? ¿Aceptaríais una oferta de este tipo? Ponédnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos). 

Fuentes: inews, independent