Nuestras manos dicen muchísimo de nosotros mismos. Las palmas, los dedos y, sobre todo, nuestras uñas. La parte final de nuestras falanges son mucho más importantes de lo que solemos pensar y tener unas uñas bien cuidadas es fundamental para ‘hablar bien de nosotros mismos sin pronunciar una palabra’.

Eso sí: no siempre es fácil encontrar el estilo ‘adecuado’, por lo que hoy, para ayudaros, os hemos traído unos cuantos ejemplos que, como mínimo, os resultarán llamativos:

1Echar una mano

Esa es una de las mejores cosas que puedes hacer cuando te calzas estas uñas tan… ¿hermosas? Dan tanta grima como admiración. Algo que da asco y atrae a la vez.

2¿Te gustan los bebés?

Ahora, gracias a estas hermosas uñas, puedes tener unas adorables manos de bebé enganchadas a tus uñas. El sueño de cualquier psicópata.

3El tigretón

Puede que, a lo largo de tu infancia, estuvieses enganchado a los tigretones. Ahora, de adulto, echas de menos esa etapa. ¿Qué mejor forma de rememorarla que con estas preciosas uñas?

4Delicioso

Lo bueno de estas uñas es que puedes expresar, de forma bastante explícita, cuando sientas que estás ‘babeando por algo’. La única cosa negativa es que para lavarte las manos, en lugar de jabón, necesitarás pasta y cepillo de dientes.

5Desayuno completo

No hay nada mejor para meterse una buena dosis de cafeína antes de ir al trabajo. Este es el único caso en el que te recomendamos comerte las uñas.

6A 90 por hora

Estas son unas uñas excelentes. Lo único malo de ellas es que, si las llevas, no puedes beber… que igual te multan o peor: pasas la noche en el calabozo.

7Antes muerta que sencilla

Llevar la ropa adecuada es fundamental para petarlo el viernes por la noche. Pero todo puede irse al garete si nuestras uñas no están a la altura… ¿os gusta esta alternativa? De nada.

8Amor de madre

No hay nada como el amor que una madre tiene a sus hijos y eso es algo que cuesta representar si no es con un tatuaje horrible… hasta que hemos visto esta genial (y algo creepy) idea.

9Tres piezas de fruta al día

No hay nada como comerse unas cuantas piezas de fruta al día. De la misma forma, comerse las uñas puede ser algo tremendamente negativo para nuestro organismo… pero, ¿y si juntamos las dos cosas? La parte positiva es que, además, el plátano tiene muchísimo potasio.

10Quesito

Lo cierto es que el queso es un alimento muy alto en grasas… pero hay que reconocer que está muy, pero que muy bueno… ¡CUIDADO! ¡Este pequeño ratoncito ha venido a dejaros sin vuestra merienda!

11Placer absoluto

No hay nada más placentero que tirarse una tarde larga petando burbujitas de uno de esos papeles de burbujas que se utilizan para proteger paquetes que son enviados por correo. ¿El mayor placer del ser humano? Probablemente, sí.

12Perfectas para el cole

Si eres de esos estudiantes que, constantemente, pierden su material escolar, esta es una genial opción para no desprenderte nunca de ellos.

13Digno de Kojima

Este es el encargado de hacerle la manicura al genial director de videojuegos.

14Que no falte

Más de una vez nos hemos visto bastante apurados cuando, después de un apretón, no tenemos con que ‘arreglar el terreno’… Con estas uñas, nunca más te volverá a pasar.

15Oídos limpios

Eso sí: tíralas después de utilizarlas.

16No apto para la gente con muchos escrúpulos

Lo de la película de ‘La Mosca’ está mucho más cerca de lo que pensábamos.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas peculiares formas de hacerse las uñas? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuente: buzzfeed