Cada uno de nosotros es diferente y cada persona tiene su particular forma de ser y sus deseos personales. Aunque parezca que va por ahí, no estamos hablando de preferencias en la cama, sino de algo mucho más simple.

Pero hay momentos en que somos bastante específicos y exigimos cosas como cuando, por ejemplo, vamos a un hotel o a algún sitio lejos de la comodidad de nuestra casa y queremos que todo esté tal y como nosotros queremos.

La mayoría de estas peticiones son bastante lógicas y normales: Pedir una cama doble, una habitación exterior, que tenga un espacio para fumadores, etc. Es decir, las cosas que, normalmente, los propios hoteles nos dan la opción de escoger, ya que son peticiones habituales de sus clientes.

Pero, recientemente, hubo un tuitero que compartió algo que le había ocurrido en un hotel  de Sevilla y que lo dejó completamente sorprendido.

Este joven que en Twitter se llama @cintaroja pidió, suponemos que a modo de broma, que quería que, cuando llegase al hotel (entre las 7 y las 9 de la tarde), le estuviese esperando un bonito y majestuoso cisne hecho con una toalla encima de la cama y que, imaginamos que para dormir bien, necesitaba una foto del Fary encima de su mesilla de noche.

Como decíamos, seguramente este usuario puso esas especificaciones a modo de broma y su estancia en el hotel hubiese sido placentera aunque el establecimiento no las hubiese tenido en cuenta, pero sorprendentemente el hotel siguió las peticiones especiales de su cliente al pie de la letra.

Las fotos son realmente encantadoras y es que el hotel no hizo solo un cisne, sino que, encima de la cama, puso a dos que están “besándose” con los picos y adornados con un lazo rojo. Sencillamente precioso.

Pero, por si esto fuera poco, en la mesilla de noche le esperaba una hermosa fotografía del Fary, tal y como había pedido, con una cinta roja (puede que sea una simple casualidad, pero el adorno carmesí coincide, curiosamente, con el nombre que, como hemos dicho antes, este usuario tiene en Twitter).

El hotel se portó mucho y atendió todas las peticiones de @cintaroja, con lo cual este quiso agradecérselo compartiendo lo que había vivido en redes sociales donde mucha gente disfrutó de esta historia. De hecho, sin que él sea influencer o su cuenta conocida, su tuit fue retuiteado más de nueve mil veces y llegó incluso a superar los ‘17.000 ‘me gustas’.

Sin embargo, no todas las reacciones fueron positivas. Hay gente a la que no le ha gustado que el chico hiciese estas peticiones, más que nada porque argumentaban que estaba vacilando el hotel y que ha hecho que el personal pierda tiempo en algo sin ningún tipo de relevancia.

También hay que tener en cuenta que es posible que esto tenga un impacto negativo en el hotel debido a que le aparezcan peticiones raras en cada reserva, haciendo que, directamente, no puedan discernir entre las reales y las de broma. Puede que os parezca un chiste, pero no sería la primera vez que una broma por Internet termina generando daños colaterales y arruina un negocio o la reputación de una persona.

En cualquier caso, esperamos que, por mucho que haya gente que quiere sacar polémica de todo, esto no afecte al hotel después de tener un detalle tan divertido como este.

A vosotrxs, ¿os parece divertido o creéis que hay cierto mal gusto por las peticiones/broma del tuitero (con mal gusto no nos referimos al Fary)? Ponédnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igual de entretenidos. 

Fuentes: diariodenavarra, antena3