El mundo de la repostería es muchísimo más amplio y complejo de lo que podríamos pensar en un primer momento. Este no se basa solo en donuts de chocolate y churros con azúcar. Hay mucho mundo más allá de esto y hoy os lo queremos demostrar de forma más que irrefutable.

El artista ruso Tortik Annuchka se ha encargado de elaborar en su estudio de confitería algunas obras de la gastronomía del postre que desafían todas las leyes de lo establecido hasta el momento.

En su cuenta de Instagram, @tortikannuchka, en la que ya tiene casi medio millón de seguidores, podéis encontrar su trabajo completo, pero aquí os dejamos una pequeña muestra de ello:

1¿Una lámpara?

Desde fuera puede parecerlo, pero como te atrevas a darle un buen mordisco, te vas a llevar una grata sorpresa.

2Mondrian estaría orgulloso

No sabemos si los vanguardistas neerlandeses tenían pasteles a principios del siglo pasado, pero, de ser así, estos estarían muy orgullosos de este fabuloso ejemplar.

3Digno de Warhol

Eso sí: hay que aclarar que este no es un pastel apto para las personas que quieren sopa de tomate… más bien para las que quieran una buena dosis de chocolate.

4El órgano




No hacen falta más piezas para que quede claro lo que este artista intentaba mostrarnos. Algo minimalista, pero tremendamente elegante.

5No estés triste

Puede que tu jarrón favorito de la dinastía ming se haya hecho viruta, pero créeme que de todo puede sacarse partido.

6¿Cuál es tu pantone favorito?

Él te lo hace del color que quieras. Lo único que te puede garantizar con total seguridad es que, elijas el tono que elijas, va a estar buenísimo.




7Esferas

Ferran Adrià popularizó las esferificaciones, pero lo que este artista ha hecho es llevarlas a otro nivel y, sí o sí, parece que están muy buenas.

8Frida

Pocas artistas plásticas han sido tan revolucionarias e influyentes en la historia del arte universal. Por eso, creemos que este es un pastel que, como mínimo, está a la altura de su legado.

9La gran ola de Kanagawa

Uno de los estampados más famosos de la historia de Japón debía tener un pastel a la altura y, sin ningún tipo de dudas, con este lo ha conseguido. Creednos que, por mucho que lo parezca, esta tarta nunca ‘aguará’ vuestra fiesta de cumpleaños.




10Dedicado a… ¿Dalí?

Este artista de la repostería no se corta a la hora de intentar lo imposible. Gracias a esa persistencia es capaz de entregarnos joyas de arte como las que tenemos ante nosotros. Era complicado pensar que un pastel podía ir en contra de las leyes de la física… ¡pero aquí tenéis la prueba de ello!

11Amor por las texturas

Nosotrxs amamos el dulce y nuestro amor por las tartas (y los postres en general) es incuestionable. Pero cuando esto se junta con el placer visual que nos provocan según qué texturas… la fantasía del orgasmo es cada vez más real.

12Lo simple también puede ser hermoso







No se trata siempre de llenar la composición de figuras y formas imposibles. En muchas ocasiones, la simplicidad de los elementos es más que suficiente para ‘dar a luz’ una obra de lo más hermosa (y deliciosa).

13Una mezcla de todo

Aquí el artista nos regala un poco de todo: tanto las formas como las texturas, por no olvidar lo delicioso de los ingredientes que utiliza, los cuales parecen sacados del jardín del Paraíso (aquí creo que nos hemos pasado un poco de sensibleros, la verdad).

A vosotrxs, ¿qué os parecen estas composiciones? ¿No os ha entrado muchísima hambre? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 




si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 




Fuente: OkChicas