Recientemente, cada vez son más los famosos que deciden posicionarse a favor de una corriente de pensamiento en relación al culto al cuerpo que intenta fomentar la aceptación de todo tipo de cuerpos y belleza.

Resulta realmente positivo que muchos artistas o personalidades conocidas muestren su apoyo hacia una actitud que nos hará tener una sociedad más sana. En este caso, la última en hacerlo ha sido Amy Schumer (@amyschumer) y el contexto en el que se ha producido ha sido bastante curioso.

Todo ha empezado cuando la famosa actriz (Inside Amy Schumer, Trainwreck) se ha enfadado y con razón cuando ha visto cómo un usuario usaba una foto suya sacada de Instagram haciendo que su cuerpo luciese más delgado.

En la foto que compartió el usuario salía Schumer en bikini. La actriz salía con el pelo recogido en un moño y el traje de baño era uno de dos piezas de color negro y blanco. Acompañando la foto, el instagramer escribió el texto que os mostramos a continuación poniendo, además, el nombre de Amy Schumer en los hashtags.

 “Creo que Amy ya se ve genial. Pero tío, se ve mucho mejor en mi opinión en la segunda foto”.

En la primera foto se ve la foto original de Amy Schumer y, en la segunda, su cuerpo es retocado de forma que le habían hecho la cintura más curva y sinuosa para dar la impresión de que estuviera más delgada.

Internet es Internet (disculpad la afirmación nivel genio) con lo cual la imagen terminó llegándole a Amy Schumer que no hizo caso omiso a la llamada del deber y decidió reivindicar lo orgullosa que se siente de su cuerpo.



Así que la actriz, con su cuenta de Instagram oficial, manifestó públicamente su descontento por esta imagen retocada. Para hacerlo, uso los stories de Instagram y enseñó a sus 14 millones de seguidores cuál es la opinión que le merece su propio cuerpo.

“No estoy de acuerdo. Me gusta cómo me veo en realidad. Este es mi cuerpo. Amo mi cuerpo por ser fuerte, sano y sensual. Me veo como si fuese a darte un gran abrazo o a tomarme algo contigo. La otra foto se ve bonita, pero no soy yo. Gracias también por compartir tus pensamientos. Los dos tenemos razón”.

Por lo menos, el chico que retocó la fotografía no se comportó como un auténtico idiota y poniéndose a la defensiva, sino justo lo contrario. Lo primero que hizo fue pedir disculpas a la actriz por si la había ofendido a ella o a cualquier otra persona.

 “Lo siento Amy. No tenía ni idea de que verías esto. Entiendo que esto puede ser visto como negativo pero realmente no estaba intentando serlo. Simplemente tenía curiosidad y decidí ver cómo te verías con la app Face Tune sin darme cuenta de que era algo tan malo”.

La verdad es que parecía una disculpa sincera y, por lo menos, el chico quiso que todo el mundo viese su error para que, tanto él como otros, tengan un comportamiento más respetuoso con el cuerpo de otras personas.

“Pido perdón por mi ignorancia y la voy a retirar. No tengo ningún derecho a hacer sentir mal a la gente por cómo son. Te amo Amy, tus películas son increíbles. I feel pretty fue una gran película y espero que continúes siendo una comediante de éxito”.

En cualquier caso, parece que el caso ha quedado cerrado y con la lección aprendida.

¿Qué te han parecido la respuesta de Amy Schumer? ¿Y la disculpa del usuario? ¡No dudes en dar tu opinión a través de Facebook! 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igual o más interesantes (o eso esperamos, claro).

Fuentes: vanguardia, people