Hay muchos estudios de universidades desconocidas que demuestran que hay una relación directa entre tu personalidad y la forma, el tamaño y la flexibilidad de tu pulgar. De hecho, por eso lo chupamos de pequeños, para formar nuestro carácter a base de mamarnos el pulgar.

A continuación, os mostraremos las indicaciones que da vuestro pulgar sobre cuál es tu verdadera forma de ser:

1Tipo A – La mitad superior es más grande que la inferior

Si esta es la forma que tiene tu pulgar, significa que eres alguien con cierta tendencia a exagerar. Una de esas personas que se da un pico con alguien y el día siguiente pone cara de agotado como si hubiese pasado la noche con el culo al aire.
Siempre quieres destacar y eres la típica persona que siempre que alguien cuenta algo dice «Pues yo más». Sin embargo, gracias a esa necesidad de destacar, siempre intentas encontrar nuevos objetivos donde demostrar que eres el mejor (aunque la realidad sea que tu actitud da un poquito de pena).

2Tipo B – La parte inferior de tu pulgar es mayor que la superior

Eres lo contrario al tipo de persona del que hablábamos antes. Eres muy humilde, demasiado humilde, de hecho, eres tan humilde que dices que eres muy malo en cosas que se te dan perfecto. Uno de esos que prepara la mejor paella de la historia y, cuando se lo dicen, solo responde que solo es un poco de arroz; uno de los que es un experto en cama, pero que cuando se lo agradecen dice que 40 centímetros no son tanto.

Puede que la humildad sea percibida como algo bueno, pero en tu caso te pasas y, en realidad, das mucha rabia, cosa que la gente, en vez de propinarte los cumplidos que mereces, se pase el día despreciándote para no tener que escucharte diciendo sandeces.

3Tipo C – Las dos partes de tu pulgar son similares

Eres una persona extremadamente neutral de esas que no se mojan nunca (y no porque su piel sea impermeable o porque llevan paraguas). Muy posiblemente seas de Suiza y eres de esos que, cuando hay una discusión en casa, aprovecha para ir al baño a cagar.

Eres tan neutro que, cuando hay un Barça – Madrid, vas con el árbitro o, en caso de que no te parezca suficientemente objetivo, te dedicas a animar y motivar al banderín de córner.





4Tipo D – Flexible

El nombre ya te lo está diciendo todo, eres una persona flexible. Con eso no nos referimos a que puedas hacerte el Kamasutra entero sin romperte una costilla, sino que eres alguien capaz de adaptarse a cualquier situación y modificar su personalidad en función del entorno.

Eso hace que seas un auténtico superviviente capaz de sobrevivir un día entero en la playa sin sombrilla. Sin embargo, tu adaptabilidad hace que nadie termine de saber cómo eres, cosa que hará que, posiblemente, termines sumido en una profunda depresión, pero no te preocupes, sabrás adaptarte.

5Tipo E – Inflexible

Si tienes un dedo pulgar muy poco flexible significa que tú tampoco lo eres. Eres una persona rígida de esas que siguen lo planeado hasta el final, te da igual si están cayendo menores del cielo, si tenías pensado ir a la montaña ese fin de semana vas a ir por mucho que el señor (o señora) del tiempo de turno te diga que si sales de casa te caerán cinco rayos en la cabeza.

6Tipo F – Pulgares diferentes

Hay gente que tiene los pulgares diferentes, ya sea por nacimiento o porque, cuando era pequeña, se cortó el nervio del crecimiento (cada uno se inventa lo que quiere). Esas personas son gente que, normalmente, suelen ser medio bipolares y tener graves trastornos de conducta, de hecho, se dice que a algunos les gustan las pasas en las bolsas de frutos secos.

¿Creéis que el test ha acertado? ¿Tu pulgar no coincide con ninguna de las formas que hemos dicho? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: thedailynet

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥