Según un estudio, las mujeres no encuentran el estilo perfecto para su pelo hasta que no llegan a los 32 años. De hecho, la mayoría de estas habrán probado hasta 50 peinados distintos hasta dar con ese que las convence del todo. Y no solo mujeres, sino que los hombres también se preocupan de si, en algún momento de su vida, se quedan calvos.

Pero hay personas que nacen con la flor en el culo, gente a la que la suerte les sonríe desde el mismo momento en que nacen. Y en el tema capilar esa persona es Mia Aflalo, una niña que, con solo cinco años, puede presumir de tener, seguramente, el mejor pelo de todo Instagram.

Gracias a Sagi Dahary (@sagidahary), su estilista personal (efectivamente, puede que parezca de locos, pero tiene una estilista únicamente para ella sola), Mia y su pelazo (no se le puede llamar de otra forma) están arrasando en Instagram donde ganan seguidores por momentos.

En redes sociales fue precisamente donde Sagi encontró a esta monada israelí y se encargó de hacer que ganase popularidad y de cuidar su hermoso y espectacular cabello.

La cantidad de pelo y la fortaleza que tiene hacen que pueda vestir perfectamente una coleta espectacular como Jennifer Lopez o lucir un look con el cabello al aire como si de un anuncio de champú se tratase. En cualquier caso, no es ninguna locura decir que el pelo de Mia es de los mejores que hay en Internet.

Sin embargo, como es normal en redes sociales, también tuvo comentarios negativos, algunos hacían referencia a su pelo, pero era solo por pura envidia porque la verdad es que pocas cosas malas se pueden decir de él. De hecho, la mayoría criticaban, como suele suceder, el hecho de que sus padres la expusieran de esa forma y con peinados tan exagerados y atrevidos.





Muchos otros padres (o no) expresaron su preocupación por el hecho de que algunos depravados usasen las fotos de su hija para webs de pedofilia y creen que la niña debería estar más protegida. Por ejemplo, uno de los comentarios más representativos de esa forma de pensar fue el siguiente:

“No se trata solo de impresionar a tus amigos en Instagram, hay gente mala en todas partes y con lo que hacéis estáis poniendo en peligro su vida, sobre todo la salud mental que tenga en un futuro cada vez más cercano”.

Pese a las críticas, su estilista dice que Mia hace trabajos publicitarios normales y corrientes igual que hacen muchos otros niños y que solo la critican a ella y a sus padres debido a que, recientemente, se han hecho famosos.

En cuanto al trabajo en sí, Sagi afirma que Mia se porta muy bien en las sesiones de fotos y que nunca se queja, simplemente espera pacientemente y sonríe, haciendo que aún sea mucho más valorada como modelo infantil.

En cualquier caso, los únicos que pueden decidir sobre el futuro de su hija son sus padres y, al final, depende de ellos escoger qué es lo mejor para su pequeña siempre que eso no sea algo evidentemente malo para su salud o que denote que no está siendo tratada de forma correcta.





A vosotrxs, ¿qué os parece? ¿Creéis que los más pequeños no deberían ser expuestos de esta forma? ¿O pensáis que todo se exagera mucho y se saca de contexto? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuentes: distractify, metro