Muchas personas han encontrado al amor de su vida con el que comparten su día a día y disfrutan de momentos memorables, pero hay personas que han chocado a muchos por el tipo de relación que mantienen y los miembros que forman parte de ella.

Hoy os traemos un ejemplo de ello con la historia de Paulie Hussle, un hombre de New Jersey que vive muy feliz con sus tres «mujeres» a las que intenta dar placer por igual… Se autodenomina «el señor de las esposas» y su historia es de lo más llamativa.

Todo empezó cuando Paulie y Vanessa Hussle se conocieron en la universidad de Saint Peter en 2003. Tres años después y con dos hijos, se separaron.

Paulie empezó a salir con dos chicas llamadas Hazel y Lady.  «Me sentí muy culpable de lo que estaba haciendo porque todavía amaba a mi mujer, quería estar con estas dos otras mujeres pero no estaba preparado para darme por vencido por Vanessa«. Y no lo tuvo que hacer…

«Cuando le dije a Paulie que quería estar en una relación con él, Hazel y Lady, lloró lágrimas de alegría. Fue como si por fin hubiéramos encontrado nuestra felicidad juntos».

«Cada día es una pijamada increíble con mi marido y mis amigas favoritas. Es una aventura«.

Paulie y Vanessa son padres de un niño de 11 años y una niña de nueve, y hace unos meses Paulie y Lady dieron la bienvenida a un varón…

«Hay noches en que dejamos a los niños con sus abuelos y los dos nos metemos en el Jacuzzi o tenemos relaciones en la sala de estar«, ha explicado Paulie.

«Quiero asegurarme de que Vanessa, Lady y Hazel reciben placer así que pongo un álbum y tengo relaciones con cada una de ellas durante una canción«.

Paulie tiene un tatuaje en su abdomen de las tres y Vanessa, Hazel y Lady se han tatuado su rostro entre sus pechos. Además, las tres han adoptado el apellido Hussle.

«Cuando todas tenemos nuestros periodos, ¡es lo peor! Puedes sentir el síndrome premenstrual en casa. Puede ser una pesadilla para Paulie porque nos estresamos mucho«, dice Lady.

«Nunca tenemos discusiones importantes, pero discutimos sobre cosas como quién ha dejado el pelo en el baño o los platos sucios en el fregadero«.

Los cuatro aseguran que se van de cita juntos e incluso duermen en la cama. Y ellas tres lo hacen todo juntas: desde ir al gimnasio después del trabajo a ayudar a criar a las hijas de Paulie.

Pero, ¿invitarían a un hombre a su casa? Él no dice que no, pero sí que le haría una petición…

«Dejo a mis mujeres que hagan lo que quieran, no nos ponemos celosos ni sobreprotectores, pero si otro hombre entrara en la relación, me gustaría que se hiciera cargo de la mitad de la responsabilidad financiera y general que yo asumo. Soy el sostén de la familia y cuidar de tres mujeres es duro!«, dice Paulie.

¿Qué opináis de este hombre y de su relación con estas mujeres? ¿Alguna vez habéis tenido una relación de este tipo? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igual o más interesantes (o eso esperamos, claro).

 Fuentes: dailymail mirror