Todo afecta a nuestro cuerpo, desde el estrés hasta nuestro estado de ánimo, pero, sin duda, aquello que afecta a nuestra forma física de manera más directa es el deporte y, sobre todo, la alimentación.

La frase “somos lo que comemos” es especialmente cierta porque nuestra dieta hace que nuestro cuerpo se transforme. Con ello no nos referimos únicamente al peso que tengamos y a engordar más o menos, sino que, como veremos a continuación, también hay que tener en cuenta el importantísimo impacto que tiene en nuestra piel.

america ferrera GIF
Un impacto como este

De hecho, un estudio reciente de la American Academy of Dermatology (La academia americana de dermatología) indica que nuestra dieta y aquello que comemos influye de forma directa en nuestra piel, sobre todo en aquellas personas que tienen acné debido a que hay alimentos que favorecen mucho la aparición de este.

Esta dolencia de nuestra piel se debe, principalmente, a problemas generados por la cantidad de azúcar en sangre, el estrés oxidativo y la inflamación crónica. Es muy importante controlar nuestra alimentación debido a que hay alimentos que pueden hacer que nuestra situación empeore aún más.

A continuación, os presentamos una lista con nueve alimentos a evitar si queremos que nuestra piel se vea afectada lo mínimo posible por nuestra dieta.

1La carne roja

Es sabido por todos que no se debe abusar de la carne roja, pero eso es particularmente cierto en relación al acné. Esto se debe a que las proteínas animales no son fáciles de digerir y, a menudo, los productos residuales de este tipo de carne se liberan a través de la dermis.

2Cola, café y té

En general, las bebidas que llevan cafeína hacen que aumente la producción de hormonas, cosa que, con bastante frecuencia, termina produciendo graves brotes de acné o, por lo menos, favoreciendo la aparición de este.

3Los huevos





La yema de los huevos puede alterar las bacterias de nuestra piel y, en consecuencia, alterar nuestro PH, por eso (y por otros motivos) a menudo se recomienda comer solo la clara del huevo.

4Fritanga

Todos los alimentos fritos o capeados (cocinados después de ser rebozados en huevo) son muy ricos en grasas trans (grasas que se forman cuando el aceite líquido se convierte en una grasa sólida). Con lo cual, no solo son perjudiciales para tu problema de acné, sino para tu salud en general.

5Harina, pan y pasta

Los hidratos de carbono de este estilo hacen que tu piel se inflame e irrite, de forma que termine apareciendo acné en esas zonas.

6Productos lácteos

En el caso de los lácteos es prácticamente automático. Si sufres de acné intenta no tomar demasiados, ya que cuando los tomamos solo deberemos esperar un poquito para ver cómo empiezan a aparecer los granos.

7El chile y otras especias

La comida picante (efecto que se suele conseguir mediante especias) no solo afecta a nuestro estómago y a nuestra visita al lavabo la mañana siguiente, sino que hace que nuestra piel se resiente mucho provocando inflamación e irritación.

8Frutos secos

Muchos de nosotrxs somos conscientes del alto contenido calórico de los frutos secos, el problema es que, además, contienen muchas grasas que, como habéis podido comprobar en este artículo (si no lo sabíais ya) son uno de los principales ingredientes para la aparición del acné.

9El alcohol

Cuando tomamos alcohol nos salen más granos porque nuestro cuerpo (concretamente nuestro hígado) tiene problemas para gestionar todas las toxinas.

Esperamos que estos pequeños consejos sobre alimentación os hayan servido para, por lo menos, hacer un poco menos dura vuestra lucha contra el grano en el culo (valga la redundancia) que supone el acné.

¿Tenéis problemas de acné? ¿Qué hacéis para combatirlo? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook.



Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuentes:  salud180, belleza.uncomo

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥