Con el auge de la cultura de gimnasio la palabra “proteínas” cada vez se escucha más en conversaciones de nuestro día a día y es que para hacer deporte (y para la vida en general) estas son un elemento realmente importante.

Esto se debe al hecho de que en el cuerpo humano todas las células la necesitan para realizar cosas tan básicas como para transportar el oxígeno, luchar contra posibles infecciones o reparar tejidos.

Pero, aunque las proteínas deben ser un elemento esencial de nuestra alimentación, como con cualquier otra cosa, el exceso de estas puede tener efectos nocivos para nuestra salud.

El problema es que, actualmente, con la mala reputación que se han ganado los carbohidratos, hay muchas personas que han empezado a tener una alimentación con un contenido proteínico demasiado elevado que, aunque no engordan tanto como los hidratos, sí que pueden acarrear ciertos problemas de salud en un futuro no tan lejano.

La cantidad idónea que deberíamos ingerir se encuentra entre los 40 y los 60 gramos al día, aunque deberíamos tener en cuenta que estos valores son variables en función de la edad, el estado de salud y el tipo de cuerpo que tenga cada persona.

Pero, por si acaso algunxs de vosotrxs no os estáis tomando vuestra dieta en serio (sabemos que somos una mayoría), a continuación os diremos algunos de los problemas de salud en los que puede desembocar el abuso de las proteínas en nuestra alimentación.

1 Parkinson

Una investigación de la Universidad de California determina que el alto consumo de proteínas afecta directamente al reciclaje de las neuronas, cosa que hace que haya una degeneración progresiva que va matando las células de estas.

Por este motivo, en ocasiones, da origen a la enfermedad de Parkinson, ya que la mayoría de células afectadas son aquellas que gestionan las emociones y el movimiento.

2Obesidad

Las proteínas de origen animal contienen unos niveles de grasa y calorías realmente elevados que hacen que sea más fácil que una persona coja sobrepeso. Como hemos dicho antes, las proteínas son más que necesarias, pero hay que incluirlas en una dieta equilibrada.

3Enfermedades coronarias

Otro estudio americano (en este caso hecho por la Asociación Americana del Corazón) indica que las proteínas que nos aporta la carne tienen muchas grasas saturadas haciendo que, si hacemos un consumo exagerado de ellas, nuestro colesterol suba mucho y nos bloquee las arterias, generando graves problemas de circulación.

4Fatiga

Aparte de un seguido de enfermedades que nos puede ocasionar, el exceso de proteínas también nos genera problemas en nuestro bienestar y en nuestras sensaciones del día a día.

Su abuso hace que, a menudo, podamos sentir cómo el cansancio hace mella en nosotros acompañado de dolores de cabeza y náuseas.

5Problemas en el riñón

De nuevo, la Asociación Americana del Corazón revela que, debido al consumo excesivo de proteínas, pueden formarse cálculos renales u otros problemas en nuestro riñón e hígado.

6Osteoporosis

Se sabe que el alto consumo de proteínas (sobre todo las de origen animal) provoca una fuerte pérdida ósea, sobre todo en la zona de las caderas que es la más afectada por esta dolencia. 

Esperamos que, gracias a este artículo, muchxs de vosotrxs reviséis vuestra dieta para que sea un poco más equilibrada.

¿Crees que tomas demasiadas proteínas? ¿Eras conocedor de todos los problemas que puede llegar a acarrear un consumo excesivo de estas? ¡No dudes en hacérnoslo saber en los comentarios de Facebook!

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuentes: muyfitness, salud180