Hay muchas maneras en que uno puede dejar este mundo. A la mayoría de personas no les gusta hablar sobre ello, pero tarde o temprano llega el momento y hay formas y formas de que suceda. Obviamente, es complicado estudiar la sensación de muerte que una persona tiene, ya que la mayoría no nos lo pueden comentar, pero los científicos no han dudado en analizarlo.

El científico Paul Doherty, del Exploratorium de San Francisco, y su amigo y escritor Cody Cassidy se han pasado años calculando el efecto que podrían tener unos espantosos escenarios en tu cuerpo. Hoy os traemos una lista de cinco de las peores formas de morir y lo que te sucedería en estos casos… ¡No te lo puedes perder!

1Caer en ascensor

ss

Si empieza a caer, acostarse de espaldas es la mejor forma de esparcir la fuerza G equitativamente por tu cuerpo. Si estás de pie, tus órganos pueden seguir cayendo aunque tu cuerpo se haya detenido.

2Caer en la Fosa de las Marianas

marianas

Es la más profunda fosa oceánica conocida y el lugar más profundo de la corteza terrestre. Si te hundes, te ahogarás antes de que llegues a una profundidad devastadora. Conservarías tu forma humana y tu cuerpo no flotaría a la superficie. «Seguramente te quedarías en el fondo para ser consumido por un Osedax, que normalmente come huesos de ballena pero probablemente haría una excepción en este caso», explica el Dr. Doherty.

nn

3Atravesando la Tierra

bv

Si cavaras un agujero de polo a polo y viajaras a través de él en un tubo de plástico, te quemarías hasta morir antes de llegar al centro. «El centro de la Tierra es más caluroso que la superficie del Sol, así que te cocerías. Necesitarás un imposible traje refrigerado bien protegido».

También necesitarías eliminar el aire del canal. «La presión y la densidad del aire empieza a duplicarse cada 5 km así que después de 10 duplicaciones el aire es denso como el agua y te hundirías». Es decir, o te morirías cocinado o estrujado por un aire muy denso.



4Estar demasiado cerca de una estrella de neutrones

estrella-de-neutrones

Se cree que las estrellas de neutrones son los restos de una estrella masiva después de la explosión de una supernova. «Seguramente te mataría la radiación producida mientras la materia cae dentro de la estrella de neutrón su camino, y con toda certeza a una distancia cercana de una milla».

dfd

Si la estrella estuviera quieta, fallecerías por la extrema gravedad. «Esto significa que si tu cabeza está en dirección a la estrella de neutrones, se tirará a la estrella de forma mucho más fuerte que tus pies y esta fuerza  te desintegrará por completo». Las estrellas de neutrones son imanes cien billones de veces más fuertes que los imanes más fuertes del planeta.

«A esos niveles de magnetismo, tus átomos son distorsionados en cigarrillos finos y todos los vínculos entre los átomos que forman las moléculas de tu cuerpo se rompen». Esto significa que «te conviertes en una nube de plasma con forma humana que es estirada y llevada a una estrella».

5Ser golpeado por un acelerador de partículas

zx

Los aceleradores de partículas aceleran partículas subatómicas a elevadas velocidades utilizando campos electromagnéticos. «Si mueres o no dependerá de poder del acelerador de partículas y de cuánta radiación lleva». El Gran Colisionador de Hadrones (LHC en inglés) es el acelerador más grande y el más poderoso del mundo.

nvbv

El científico ruso Anatoli Bugorski fue golpeado por uno en 1978. «El acelerado era 100 veces menos poderoso que el LHC y solo fue un único pulso, mientras que el LHC es una ametralladora.

El rayo paralizó un lado de la cara de Anatoli y como resultado ahora muchos años después un lado de su rostro es suave y sin arrugas mientras que el otro ha envejecido durante décadas. Pero como Bugorski casi fallece por la radiación, creemos que un golpe de LHC sería letal».

as

¿Cuál te da más miedo? ¿Conoces alguna que sea peor? ¡No dudes en comentárnoslo en los comentarios de Facebook! 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: nzherald.co.nz