Todxs lxs que tendréis hermanos o hermanas conoceréis muy bien el significado de una guerra de guerrillas. No consiste en hacerles una gran trastada, sino en ir cometiendo pequeñas acciones que los desgasten física y psicológicamente.

A continuación, veremos algunos ejemplos prácticos sobre cómo molestar a vuestros hermanos o hermanas de la forma más sana posible:

1Cuando tu hermano y su novia pasan el fin de semana en casa

Si te vas a dormir antes que ellos puede que te encuentres la nevera así por la mañana.

2Siempre le dice a su hermana que es una empanada

Sus padres le preguntaron si había algún problema con que su hermana durmiese con él. Obviamente, para él no había ninguno.

3La leche se ha vuelto mala

Es un detalle que tu familia te cuide y te avise si algo ha caducado.

4Atar a tu hermano a un monopatín es divertido

Lanzarlo cuesta abajo aún lo es más.



5Cuando os quedáis solos y tu hermano es quien te hace la comida

El caldito de hielo entra perfecto en estos días de verano.

6Qué bonito cuando juegan juntos a la consola

Una pena que el chico haya decidido no conectar el mando de su hermano, pero mientras no se dé cuenta todo el mundo está contento. Todo un clásico.

7No hay piedad

Ver a tu hermana descansando cuando tienes un cubo de agua fría a mano suele ser una combinación letal, al menos para ella.

8Más vale que el regalo sea bueno

Si después de tener que ir a buscar una radial (es imposible romper una brida) te encuentras que dentro hay una caja de cereales, puede ser realmente frustrante.

9Cuando tu hermana te regala una indirecta

«Nadie te quiere».

Sabía que su hermano estaba soltero así que le hizo un pastel especial.

10Cuando tu hermano viene a recogerte

«Bienvenida. Enhorabuena por terminar tu rehabilitación de las drogas».

Aunque puede que con ese letrero el hermano se lleve a alguien más a casa.

11Pidió una manta por su cumpleaños



Y sus hermanos le regalaron esto.

12Cuando tu hermano convierte tu habitación en una prueba del Grand Prix

Esperamos que, por lo menos, no haya puesto una vaquilla en el cuarto.

13Aunque comprado, tu hermana ha tenido el detalle de traerte un pastel

Por desgracia, mientras venía de camino le entró un poco de hambre.

14Te vas el fin de semana de escapada y al volver encuentras esto

No queda papel de aluminio en cocina y, encima, tu habitación está así.

15Tu hermana está harta de decirte que recojas después de afeitarte

Pero al final termina tomándoselo con humor.

16Felicitaciones azucaradas

Esto fue lo que le envió su hermana cuando se enteró de que había entrado en la academia de policía.

17Cuando tu hermano es muy pesado

 

 

 

 

Así que decides usar las pesas contra él.

18Le pidió un reloj de Apple

No sirve ni para saber la hora, pero hay que saber valorar el detalle.

19Le dijo que lo dejaría en casa del vecino

En vez de eso, aparcó ahí y se fue a tomar un café.

20Así no se puede vivir

Abres la mantequilla de cacahuete con toda la ilusión del mundo, pero descubres que tu hermano es suficientemente imbécil como para dejar solo las paredes del vaso llenas de mantequilla, mientras el resto está vacío.

¿Tenéis hermanos? ¿Podéis compartir alguna anécdota o trastada que os hayáis hecho entre vosotrxs? Ponédnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: difundir