El mundo está lleno de gente con un altísimo nivel de clarividencia. Digas lo que digas y hagas lo que hagas, te van a juzgar. Si dices que te gusta la pizza con piña, la gente sacará conclusiones. Si, por el contrario, dices que eres un conservador de la pizza, la gente también sacará conclusiones. Si bebes whisky o bebes vodka, la gente sacará sus propias conclusiones.

El caso que os contaremos hoy tiene, lastimosamente, mucho que ver con esto. Jenna Kutcher y su marido Drew están juntos desde el año 2009 y, desde ese momento, nadie ha parado de repetirles siempre lo mismo: qué hace un tío como él, tan atractivo, con una chica como ella.

Decían que ella tenía un cuerpo con demasiadas curvas y que él, por el contrario, tenía un cuerpo ‘escultural’, lleno de bultitos de músculos y una terrible ‘enfermedad’ en el vientre que le generaba una brutal ‘tableta de chocolate’.

Hace unos meses, Jenna publicó un mensaje a través de su cuenta de Instagram, había recibido mensajes en referencia a esta ‘diferencia de cuerpos’.

«En una ocasión, alguien me envió un mensaje directo por Instagram diciéndome que no podía creerse que yo estuviese con un chico como mi marido. La verdad es que me quedé sorprendida».

Jenna, además, admite que vive bajo bastante presión por estar casada con el «Señor Tableta de Chocolate»: «¿Por qué debería una chica con curvas tener una pareja así? Muchas veces me siento indigna. Que no me lo merezco porque no soy delgada».



Eso sí, ella afirma que Drew hace lo posible porque ella se sienta querida y se olvide por completo de este tipo de comentarios: «Este hombre ha amado cada una de mis curvas, cada uno de mis hoyuelos, de mis kilos y siempre me ha recordado, por activa y por pasiva, que soy hermosa, incluso cuando mi interior me dice lo contrario».

«Así que sí, mis muslos rebozan, mis brazos son grandes y mi culo está lleno de ‘baches’, pero hay más de mí para que él ame y elegí a un hombre que podía manejar todo eso (y mucho más)».

«Soy mucho más que mi cuerpo, también lo es él, y tú también lo eres», concluyó Jenna.

Muchas otras personas reaccionaron de forma muy positiva a las reflexiones de Jenna (las cuales acumulan miles de likes en Instagram.

«¡Eres hermosa y una mujer real tiene curvas!», escribía una usuario. «Inmediatamente me reconocí en ti. Tengo un cuerpo similar al tuyo y mi novio es ‘explosivo’ . Siempre me siento tan insegura… Tu publicación me anima mucho, ¡gracias! ¡Y todos somos hermosos!», escribía otra usuario.

A vosotrxs, ¿qué os parecen este tipo de comparaciones? ¿Creéis que tienen algún tipo de sentido? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Fuentes: Independent, VT.