Nikolas Cruz fue detenido el pasado mes de febrero tras la matanza de 17 personas en la escuela secundaria de Parkland, Florida. Cruz confesó ser el autor de la matanza y reveló que unas semanas antes, tenía pensado disparar a la gente en un parque, pero no llegó a hacerlo.

El mismo día que fue detenido, el detective John Curcio le hizo un interrogatorio que duró 11 horas según los medios. Tras la petición de varios medios y por orden de un juez, se ha hecho pública una transcripción del interrogatorio y, dos días después, parte del interrogatorio grabado en vídeo. Eso sí, una gran parte del documento está tachado con el fin de evitar elementos incriminatorios, puesto que el juicio todavía no ha empezado.

Durante el interrogatorio, Cruz explicó que había empezado a escuchar «voces diabólicas» cuando era pequeño, concretamente desde que su padre adoptivo murió. Tras la muerte de su madre adoptiva en noviembre del año pasado, tres meses antes del tiroteo, estas voces se volvieron más habituales. Solo se lo había contado a su hermano Zachary.

«¿Cuáles son los demonios?», pregunta el detective. «Las voces, el lado malvado», responde Cruz. «¿Qué te dicen que hagas?«, le vuelve a preguntar. «Quemar, matar y destruir«, responde el joven de 19 años. En una ocasión, cuenta que le dijeron que comprara armas para hacer daño a la gente.

En una escena que vemos en el vídeo, el detective le ofrece un vaso de agua a lo que él le contesta que «no lo merece«. Cuando el agente sale de la sala a buscar un vaso de agua, Cruz exclama: «Matadme, simplemente matadme, maldita sea«.

El detective se mostraba escéptico acerca de las afirmaciones de Cruz. «Creo que estás usando al demonio como excusa«. En otro momento que el detective salió de la sala, Cruz repitió: «Quiero morir. Al final no eres más que una mierda. Te mereces morir porque no vales nada. Me quiero morir«.

Aseguró que el arma que utilizó para la matanza la adquirió legalmente para «sentirse seguro» y que, a lo largo de su vida, se había gastado unos 4.000 dólares en armas y municiones.

También reveló que había intentado suicidarse dos meses antes del ataque con una sobredosis de analgésicos y dos años antes ya lo había intentado con una intoxicación de alcohol por sentirse solo. Por la madrugada, dejaron entrar a su hermano menor, Zachary. Se abrazaron y Zachary le dijo que le amaba con todo su corazón.

No se han hecho públicos los detalles del relato correspondientes al momento del tiroteo.

Cruz se encuentra actualmente entre rejas y se prevé que el juicio comience en 2019. El fiscal ha anunciado que pedirá la pena de muerte, mientras que sus abogados esperan que no sea ejecutado, sino condenado a cadena perpetua por sus problemas mentales.

Aquí os dejamos un vídeo con parte del interrogatorio:

Si os ha parecido interesante este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: lavanguardia infobae clarin