Hay personas que solo han venido a este mundo para hacer el mal, pero nada grave como un exterminio o acciones atroces, sino que, a base de ciertos detalles, quieren alterar el orden mundial para volver loco a todo el mundo poco a poco. Es verdad que si nos fijamos en la significancia de estos actos tal vez podamos pensar algo parecido a «menuda tontería», pero queráis o no hay cosas que fácilmente nos pueden sacar de quicio.

A continuación, os mostraremos 15 imágenes que hacen evidente que hay personas que van a contracorriente en esta sociedad:

1Una trampa para celíacos

«Galleta de chocolate libre de gluten. Este producto contiene gluten».

El etiquetador no tenía demasiado claro lo que supone ser celíaco o puede que, simplemente, hubiese consumido drogas en su puesto de trabajo porque sino no se entiende algo así.

2Alguien pensó que esto era una máquina de premios

Suponemos que debía ser el último día de empleo del trabajador que le tocó llenar la máquina expendedora.

3Hay que amortizar lo que compramos en Ikea

No parece ni siquiera práctico, pero hay gente a la que le da igual si el mundo empieza  a arder.

4Ver esto hace que nos entren ganas de llorar



No sabemos si es culpa del que ha hecho la pizza o del que la ha traído, pero hay que inventar algún tipo de condena de prisión para los que hacen cosas así.

5Cuando te crees el flautista de Hamelín

Pero en realidad solo eres un tormento a punto de morir asfixiado con su propia trompeta.

6Seguramente hay un aparcamiento específico para bicicletas

Hay que respetar a los ciclistas cuando van por la carretera, pero si encontráis una bici aparcada de esta forma (y sin nadie montado en ella) es comprensible que se os pase por la cabeza arrollarla.

7La infusión de pelo

Este momento es realmente incómodo, aunque si está dormida y lo haces con cuidado puede que seas capaz de hacerle un moño.

8Hay gente que no sabe aparcar y luego está esta persona

Es verdad que, por lo que parece, hay sitio de sobra. Pero aunque haya espacio de sobra en el metro, tampoco te estiras en los asientos de cualquier manera, ¿no? Pues en este caso debería ser lo mismo.

9Solo podemos atribuirlo a la dislexia

Esta persona debe confundir la diferencia entre «recta» y «de lado» porque sino resulta imposible entender por qué alguien aparcaría así.

10Este señor debería haber pagado tres asientos

Solo le falta escuchar música sin auriculares para ser el imbécil definitivo.

11Alguien se ha olvidado de que lleva una furgoneta

Aparcar con medio coche encima de la acera deja claro lo respetuoso que este/a conductor es con los peatones que puedan necesitar pasar.

12Máximo 15 productos



Deseamos con todas nuestras fuerzas que le hagan volver a hacer otra cola cuando comprueben que no puede pasar por la caja rápida con medio supermercado en su carro.

13No se puede ser más marrano

Tendría que existir alguna forma de sancionar este tipo de clientes. Podrían multarles o simplemente podrian hacérselo recoger todo con la boca.

14A la gente no le llega el oxígeno al cerebro cuando sube a un avión

Es verdad que no hay nadie delante y que puede que el espacio sea muy estrecho, pero no cuesta nada mantener un poco la decencia.

15Hay gente que quiere ver el mundo arder

Pero estaría muy bien que empezasen por ellxs mismxs.

¿Habéis vivido nunca alguna situacion como estas? Explicádnosla en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuente: laguiadelvaron