Seguro que muchxs recordaréis la mítica serie Dinosaurios. En ella vivíamos el día a día de una familia de dinosaurios de clase obrera, destacando, entre todos ellos, el divertidísimo bebé.

La serie se emitió entre 1991 y 1994, aunque después hubo muchas remisiones, y terminó siendo cancelada debido al alto coste de producción que suponían los animatronics que se requerían para hacerla. Pero, para darle un punto y final, sus creadores decidieron dar un pequeño giro de guion con un final traumático que puede que muchxs no recordéis.

Hoy en día hay muchos estudios y el cambio climático está a la orden del día (aunque hay gente que aún quiere mirar hacia otro lado), pero ya en 1994 los guionistas de Dinosaurios decidieron apostar por hacer una crítica a la sociedad en la que vivimos (ya que, en la serie, los dinosaurios viven como nosotrxs).

Bob Young y Michael Jacobs hicieron que, en el episodio final de la serie, la empresa para la cual trabajaba Earl (el padre de familia) fuese la causante de la extinción de los dinosaurios.

El motivo fue muy simple: usan unos herbicidas para matar enredaderas pero terminan afectando a toda la flora. Entonces, el jefe de Earl hace explotar los volcanes del mundo para que llueva pero, en vez de eso, se produce una densa capa de humo que no deja pasar la luz haciendo que la Tierra experimente una nueva era glacial.

Al final de la serie, Earl pide disculpas a su familia y hace un pequeño discurso sobre el trato que le han dado a su (nuestro) planeta y aceptan (a medias y con resignación) su extinción (bebé incluido).



Pero, ¿cuál era la razón para un final tan trágico? Recientemente y conmemorando el 24 cumpleaños de la serie, sus creadores han explicado por qué optaron por este tipo de cierre.

 “Si la serie tiene algún valor, es que los jóvenes deben entender que la extinción es una posibilidad, así que deben recordar a sus padres que si no cuidan del mundo por ellos mismos, deben hacerlo por sus hijos”.

Como hemos dicho antes, Dinosaurios fue cancelada debido a sus altos costes de producción de los animatronics (los títeres mecánicos que se usaban en ella), pero desde su inicio, sus creadores tuvieron claro qué tipo de final querían.

“Desde la primera vez que hablamos de la serie, discutimos la idea que la ‘domesticación’ de los dinosaurios sería lo que les llevaría a extinguirse”.

Ambos quisieron terminar una producción que nos arrancaba carcajadas a base de sartenazos del bebé dinosaurio, con un clímax que, lejos de buscar la risa, quiso hacernos reflexionar.

A continuación, os dejamos el vídeo con los momentos finales de esta serie icónica de los noventa.

¿Os acordabais de este final tan oscuro de Dinosaurios? ¿Creéis que es bueno que las series familiares traten temas serios? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: lavanguardia, sensacine