Hay ocasiones en las que parece que la vida es incapaz de sonreírte y que la suerte ha decido darte la espalda. Etapas de nuestro camino durante las cuales todo empieza a tambalearse y a perder sentido. Sin embargo, algo que, en principio, puede parecer tan superficial como un cambio de look, puede suponer un verdadero giro en tu forma de afrontar la vida.

Esto fue, precisamente, lo que le sucedió a una mujer llamada Mary Johnsen de Minnesota, Estados Unidos. En un solo un año, un amigo suyo fue hospitalizado y perdió a varios seres queridos, entre ellos, a su propia madre.

Obviamente, eso hizo que la mujer de 62 años perdiese gran parte de su ánimo y tuviese una actitud muy gris, algo de lo que su nieta se dio cuenta.

Y es que, en este tipo de momentos es cuando la familia siempre suele mostrarse más cercana, aunque resulta sorprendente que, precisamente la más joven de la familia, fuese la persona que iba a reaccionar para echar un cable a su yaya.

grandma GIF

Su nieta sintió que debía hacer algo para ayudar a su abuela, así que se le ocurrió una idea. Contactar con Christopher Hopkins, conocido con el sobrenombre “El hombre de los cambios” (más o menos, en inglés es de The Makeover Guy).

Su nieta pensó que, si lograba que su abuela se sintiese mucho mejor con su apariencia física, quizás podría hacer que, poco a poco, empezase a salir de la profunda depresión en la que estaba. En cualquier caso, la niña estaba dispuesta a hacer lo que fuese necesario para que su abuela volviese a ser ella misma después de un año tan duro.



“Ella no cree que sea hermosa, pero en realidad lo es mucho. Solo quiero que ella vea lo mismo que veo yo”.

Así que decidió dejarlo todo en manos del estilista profesional Christopher Hopkins para que obrase el milagro que tanto necesitaba.

Obviamente, Mary tenía muchas dudas sobre este cambio de look, con lo cual Christopher le explicó qué idea tenía para cambiar su apariencia, sin embargo, ella seguía sin confiar demasiado y no parecía demasiado lista para el cambio.

Pero, cuando el artista hubo terminado, solo hacía falta ver la cara de la nieta para saber que había sido un éxito absoluto.

De hecho, la propia Mary estuvo tan contenta con el resultado que le escribió un mensaje a Christopher a través de Facebook en el que explicaba lo agradecida que estaba y como  el hecho de verse guapa había hecho que, desde el momento en que se mirara al espejo, su día mejorase automáticamente.

Mary recibió algo mucho más importante que un simple cambio físico. Su regalo fue la posibilidad de volver a sentirse guapa y especial de nuevo, pero, sobre todo, fue capaz de volver a ser feliz después de una época muy triste de su vida.

Cuando estamos deprimidos siempre hay amigos o familiares que nos animan a hacer cosas, desde cambios de look a cursos de informática. Y si, en vez de encerrarnos en nosotros mismos, nos mostramos valientes e intentamos hacer algo (nos convenza mucho o poco) podemos revertir esa situación o, por lo menos, la forma que tenemos de verla.

¿Qué opináis del cambio de Mary? ¿Creéis que un cambio físico puede ayudar a superar una pérdida? ¿O eso es algo demasiado superficial? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: ntd, newsner