Ligar mediante una conversación puede ser complicado a veces, básicamente porque el que tiene boca se equivoca y en cualquier momento puedes cagarla. Aunque, como veréis, el protagonista del caso que os mostraremos a continuación es incapaz de soltar algo por la boca que no sea basura.

Para impresionar a una chica, no se le ocurrió otra forma mejor de hacerlo que alardeando de ser una persona adinerada que nunca ha tenido que trabajar en toda su vida. Y, como todos sabemos, no hay cosa que le guste más a una mujer que un tonto sin oficio ni beneficio (obviamente, es ironía, por si alguno no se quiere enterar).

El chico empezó hablando tranquilamente con la joven hasta que el primer comentario machista llegó al preguntar quién era la persona que la acompañaba.

Fue entonces cuando el chico mostró sus cartas y juzgó la «supuesta cita» de la chica preguntándole si el joven con el que había quedado no podía llevarla en coche.

Ella demostró ser una chica inmaterial y tranquila que no valoraba tanto el tener coche o no, como el hecho de pasar un buen rato con un amigo o amiga. Pero él insistió en que un hombre debe darle todas las comodidades del mundo a una mujer.

Por suerte, ella le dejó claro que no opinaba igual.



La joven hizo alarde de su paciencia y siguió conversando y argumentando con el «galán» que seguía dando su opinión «intentando» no parecer un estúpido.

Por algún motivo, un hombre no es un ser completo hasta que no tiene un coche. Por suerte, la mayoría de personas no piensan como este chico.

Aquí es cuando el ligón entra en terreno pantanoso, ya que dice que si una chica decide salir con un chico sin coche hace que sea un tipo de «chava» diferente.

Así que, de entrada y sin perder las formas, la joven le dedicó el primer zasca de la noche (cosa bastante lógica después de decir que no saldría con alguien que no fuese de su nivel).

Entonces él se puso un poco a la defensiva y le preguntó si tenía algún problema con la gente con dinero.

Pero pese a ver que no funcionaba, no quiso cambiar de estrategia, así que siguió presumiendo de fortuna. Pero cuando ella le preguntó sobre cómo la había conseguido, él tuvo que reconocer que no trabajaba en nada.

Fue a partir de ahí cuando reiteró que nunca había trabajado mostrando, incluso, algo de orgullo en ello, puesto que asegura que pertenece a una lujosa familia.

Solo estudia para superarse a sí mismo. Puede que con parvularios le sobre.



A partir de ese momento la chica ni se molesta en hablarle, con un «ok»basta. Pero él sigue a lo suyo y le dice que aquellos que creen que trabajar es bueno lo dicen solo para justificar que tienen una mala vida.

En ese momento la chica no pudo más y, después de afilar el machete, empezó a atizar al chico como si no hubiese mañana.

Estos dos últimos golpes fueron mortales, pero, por desgracia, mala hierba nunca muere.

La chica fue tan amable de, antes de que terminase la conversación con ese indeseable, le avisó de que su actitud había sido tan deplorable que se iba a hacer viral. Y así ha sido.

¿Qué opináis de esta conversación? ¿Creéis que tiene razón el chico o debería replantearse la vida? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuente: laguiadelvaron