El gimnasio está de moda y de hecho, cada vez están más llenos que las discotecas (también es verdad que cada vez se parecen más a ellas). Por eso, progresivamente, hay más gente peculiar que van a estos centros del culto al cuerpo.

Donde antes solo había seres todopoderosos a día de hoy hay nuevos habitantes que circulan por esas zonas, desde ancianos a frikis del cómic y los videojuegos, y entre tantas personas siempre hay alguien que en mayor o menor medida acaba dando la nota… Y hoy os traemos algunos ejemplos de ello.

1Al loro con esta imagen

Si el débil humano es capaz de hacerlo, yo, con mis garras de acero, debería poder hacerlo sin problemas.

2La motivación es la solución

Por lo menos podría haber tenido el detalle de tener unos botellines de agua a mano, además, si alguien le ve y le entra la risa floja puede que coja flato.

3Esta abuela te desnuca con una zapatilla

Cuando crees que la yaya va al gimnasio a hacer Aquagym pero en realidad va a ponerse más tocha que Schwarzenegger.



4Hay ropa inadecuada y luego está esto

Nadie puede decirle que esas mallas no son adecuadas para hacer deporte, pero la mirada de ese gato te atraviese el alma.

5La alargada sombra de McDonald’s

Hay ocasiones en que resistir la tentación no es algo complicado, sino imposible.

6Solo los dignos podrán levantarlo

Estas pesas sirven para ponerte Thor fuerte (tó fuerte ¿Lo pilláis? sino es así os pedimos disculpas por una broma tan justita).

7Si saben la respuesta, ¿para qué preguntan?

“Razones para anular su membresía del gimnasio: quiero ser vago y gordo”.

En este mundo dominado por la salud y el culto al cuerpo aún hay unos pocos disidentes que sobreviven con mucho valor, pero, sobre todo, comida.

8Que no se pierda el ganchillo

La mayoría, mientras corren, suelen distraer su cerebro con música o con la televisión, en cambio, este chico ha decidido hacerle un jersey a su sobrina.

9Todo es cuestión de prioridades

Había que escoger entre ir al gimnasio o pagar la canguro. Por suerte los niños entran gratis en el templo del deporte.

10Cuando no te cuadra el horario

¿Que a las 6 tenías clase con la orquesta, pero esta tarde querías ir al gimnasio? No hay problema, solo es cuestión de organizarse.

11Si lo dices tú…

A veces, la máquina te ve tan jodido que te recomienda parar para que no te estalle la patata (Running not recommended = No es recomendable correr).

12El gimnasio no está hecho para gente como tú

No porque te falte fuerza de voluntad, sino que, físicamente, no está hecho para ti porque eres demasiado alto. Por suerte, todo tiene solución.

13Sin el maillot no eres nadie

Superman no es más que Clark Kent sin su traje, al igual que este hombre que, sin su maillot sería una persona cualquiera, en cambio ahora es… ¿Una persona cualquiera con maillot?

14Vente al lado oscuro del gimnasio

Muchos decían que Palpatine (el malo de Star Wars que no es Darth Vader) era demasiado viejo como para hacer frente a Luke o Vader, lo que no sabían es que se machacaba en el gimnasio.

15Cuando en el gimnasio hacen el fútbol

Una alternativa mejor que verlo en casa.

16Krillin se ha hecho mayor

Esta foto es completamente normal, ¿no? Lo único que no entendemos es el motivo por el cual lleva esas botas de agua.

17Ice Gym

Esta chica aceptó la invitación de su amiga al gimnasio tan solo para torturar a todos los presentes (que pedaleaban como si no hubiese mañana) con un buen helado de nata.

18Si adelgaza de esta forma solo puede tratarse de un milagro

Aún no sabemos si se trata de una broma o si la chica ha pensado que las máquinas eran puestos para aparcar.

19Mens sana in corpore sano

Así es como se forman los frikis mazados que hoy en día circulan por Internet.

20También hay que entrenar la mente

Mejor que el día de pierna…

¿Qué cosas raras habéis visto hacer en el gimnasio? Ponédnoslo en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).