Puede que si os hablamos de Shaun Weiss no sepáis de quién estamos hablando, pero si os decimos que estamos hablando de joven actor que, durante los noventa, participó en distintos programas de televisión como “Pee-Wee’s Playhouse” o hizo pequeñas incursiones en producciones como “La hora de Bill Cosby”, puede que os siga sin sonar nada.

De quién estamos hablando es de uno de los miembros del equipo de hockey en la película “Somos los mejores” (Mighty Ducks), el típico film noventero donde un grupo de amigos se unía para ganar algún tipo de competición gracias a la fuerza de la amistad. Además, tenían un logo y unas camisetas realmente chulas.

Ese fue su primer papel importante y, por lo visto, el último con cierta relevancia. Aunque hay que tener en cuenta que salió en las dos secuelas de la película de Disney sobre el hockey hielo que se llamaron (en un alarde de originalidad) “Vuelven los mejores” y “El regreso de los mejores”.

Pese a que su carrera no ha sido muy fructífera, no dejó en ningún momento el mundo de la interpretación hasta que, en 2016, desapareció del mapa. Pero antes, Weiss tuvo tiempo de participar en otras películas como ‘Pesos pesados’, ‘Suits on the Loose’, ‘Mad’ o en la icónica serie “Sabrina, cosas de brujas”, aunque en todos los casos los papeles fueron roles menores.

Pero si estamos hablando ahora de Shaun Weiss no es debido a que Tarantino lo ha contratado para su siguiente película, sino porque recientemente ha sido arrestado en California, más concretamente durante la madrugada del 4 de agosto.

El motivo por el cual fue detenido fue que lo encontraron bajo la influencia de las drogas actuando de forma extraña, junto con otras tres personas, mientras estaban delante de un negocio cerrado, situado en una de las calles principales de la ciudad de Oroville.

Según lo que ha explicado el cuerpo de policía, los agentes vieron a Weiss y se acercaron para ver si sucedía algo extraño, fue entonces cuando comprobaron que estaba drogado. El actor fue arrestado y se lo llevaron a comisaría donde pasó varias horas en el calabozo, aunque luego lo liberaron sin cargos.



Este es un procedimiento rutinario en los casos de intoxicación pública, al menos en el estado de California, donde se retiene a personas en un estado de consciencia alterado por las drogas para que no afecten a la población.

Sin embargo, queremos detallar el hecho de que los agentes de policía dijeron que el actor en ningún momento fue violento y que, de hecho, era bastante ingenioso.

Como habéis podido comprobar en esta última imagen, el actor está prácticamente irreconocible, sobre todo si lo comparamos con fotos de la película “Somos los mejores”, pero incluso si vemos, simplemente, imágenes de hace dos años.

En su momento (concretamente el año 1992), el actor hacía del típico personaje de caderas anchas, pero simpático e inocente. Pero ahora muestra una imagen mucho más demacrada y con un aspecto muy desaliñado, todo esto sin tener en cuenta que se le ve mucho más delgado.

Además, esta no es la primera vez que arrestan al actor por un motivo parecido, de hecho, en 2017 fue arrestado en el mismo estado de California por posesión de metanfetaminas y, en este caso, tuvo que cumplir una condena de 90 días en la cárcel.

¿Os acordabais de este actor? ¿Os ha sorprendido verlo así? Decídnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: people, ecartelera