A la mayoría de nosotrxs nos ha gustado (y nos gusta) disfrazarnos para, durante un rato, volvernos locxs jugando a que somos otra persona, pero hay personas que lo llevan a otro nivel y, simplemente usando maquillaje, se convierten en alguien totalmente distinto a quienes son en realidad.

Anteriormente, ya habíamos visto algunos casos, como el de la chica que se maquilló para parecer la versión zombie de Angelina Jolie, aunque también nos recuerda a la villana del emperador y sus locuras (la película de Disney con el emperador llama).

Pero hoy os traemos otro ejemplo nuevo con una chica que, prácticamente, es capaz de transformarse en una muñeca de porcelana.

Usando un maquillaje especial que permite ser modelado como una escultura (se trata de esa especie de “masilla” que, a menudo, vemos que usan en los “making of” de las películas).

Esta joven china llamada Qi Huahua se ha transformado con tan solo maquillaje y ha explicado cómo lo ha hecho y el resultado. Algunos de los trucos que usó son más sofisticados, por ejemplo, se puso una nariz prostética, pero otros son apaños bastante caseros, como al usar una cinta adhesiva para hacer que la línea de su mandíbula fuese más fina y recta.

Obviamente, la gente ha quedado anonadada con estas imágenes en las que se ve el cambio y la verdad es que está tan bien logrado que nos hace dudar de la realidad. A partir de ahora, siempre que conozcamos a alguien, no sabremos si es él (o ella) o si es otra persona maquillada. De hecho, la publicación fue difundida a través de la página de Facebook de 9GAG acompañada del siguiente texto: “Como librarse de un asesinato”.



Además, sorprende el nivel de detalle y la técnica que demuestra. Con lo complicado que es taparnos un grano sin que se note aunque pongamos 3 kilos de pote… pero esta chica parece dominar algún tipo de brujería.

Como es lógico, dicha publicación, ha suscitado comentarios del estilo de “Una cosa maquillaje y esta es prácticamente un ejercicio de chapa y pintura”.

Para cambiar de piel, Qi empezó aplicándose una crema facial de color blanco ya que, en China, se considera que la gente con la piel blanca es más “deseable”, es decir, más atractiva, que los/las que tienen un color de piel más moreno.

Luego se puso una base para el maquillaje y unas largas cejas postizas para poder cubrir las naturales. También se puso un poco de sombra de ojos y, como no podía ser de otra forma, usó pestañas postizas y un poco de polvorete para hacer que sus ojos se viesen más bonitos y grandes.

Tal y como hemos dicho antes, ha usado cinta adhesiva que se ha puesto en toda línea que forma el hueso de la mandíbula para hacer que parezca más estirada y estilosa, aparte, obviamente, de ponerse algo de color en labios y mejillas.

Finalmente, para demostrar que seguía siendo ella, ha publicado imágenes en las que se ve como se quita todo ese maquillaje. Y la verdad es que, sin duda, ese es uno de los momentos más sorprendentes y en el que nos damos cuenta del “miedo” que da esta transformación.

Actualmente, esta moda del “maquillaje esculpido” está ganando mucha popularidad en el coloso asiático donde se la compara con el cosplay (disfrazarse e interpretar a personajes de ficción).

¿Qué os parece esta moda? ¿Os gusta u os aterra un poco? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: thesun, newshub