Muchas parejas se asustan al quedarse embarazadas de gemelos al pensar en el volumen de trabajo que pueden llegar a suponer. Pero el caso de la siguiente familia deja a todas esas parejas a la altura del betún, ya que a esta pareja les ha tocado lidiar con nada más ni nada menos que seis pequeñajas.

Janet y Graham Walton deseaban ser padres más que nada en el mundo. Pero tenían problemas para concebir y aun mediante tratamientos de fertilidad, les era imposible.

Decidieron probarlo una última vez y finalmente el milagro se produjo, quedando Janet embarazada. Pero cuando fue al médico, una sorpresa les aguardaba.

El doctor les explicó que no estaban esperando un hijo, sino seis. Una cantidad suficiente como para que el hospital se viese obligado a supervisar todo el embarazo por miedo a que pudiese perder las sextillizas.

«Nadie se había imaginado ni un minuto que tendríamos seis. Nos preguntábamos qué iba a pasar a partir de entonces«.

Pese a ese terror inicial, el embarazo fue muy bien y no hubo ningún problema, así que al cabo de 31 semanas los bebés nacieron. Concretamente, el 18 de noviembre de 1983.



Seis niñas preciosas: Hannah, Ruth, Luci, Kate, Jennie y Sarah.

Ellas se convirtieron entonces en las únicas sextillizas (todo niñas) del mundo. «Nacieron sanas a las 31 semanas. Algunas estuvieron en incubadoras porque sus pulmones todavía nos e habían desarrollado«, explicó Graham a The Guardian.

Obviamente, no todo fue felicidad, y los padres durmieron poco y cambiaron más pañales de los que uno puede contar ya que, con seis hijas, es difícil que no hubiese una u otra que requiriese su atención.

«Durante dos años, Graham y yo dormimos solo un par de horas cada noche«, dice Janet. «Creemos que usamos 11.000 pañales cada año«, añade Graham. «Durante la adolescencia y mientras crecían, teníamos estrés mental y preocupación por ellas todas las horas».

Janet afirma que las hermanas han tenido discusiones y «muchos puertazos en nuestra casa, música a todo volumen y habitaciones desordenadas«. No nos sorprende…

“Nos encanta tenerlas, la única pena es que han pasado muy rápido los años y no hemos tenido tiempo de disfrutar de ellas tanto como querríamos”. Sin embargo, aseguran que la casa estaba repleta de alegría y diversión.

Las chicas nacieron en noviembre de 1983, así que actualmente ya tienen 34 años y los medios de comunicación les han hecho un seguimiento que nos permite ver cómo han crecido.

«Me encanta el ruido y el ajetreo de una gran familia. Estaríamos completamente perdidos sin ellas», dice Graham. Y Janet está de acuerdo. «Echando la vista atrás, no sé cómo nos organizamos. Sinceramente, no lo sé. Mi único arrepentimiento es que no había tiempo suficiente para disfrutarlas tanto como hubiéramos querido«.

Todas han crecido llenas de salud y éxito. Luci es miembro de una compañía aérea, Kate es administrativa, Hannah es profesora, Ruth es relaciones públicas y Sarah está ocupada actualmente con su propio hijo mientras que Jenni es la gerente de una tienda de chucherías.

¿Os las imaginabais así? ¿Os gustaría tener más de un hijo? ¡No dudéis en dejarnos vuestra opinión a través de los comentarios de Facebook! 



Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: shared, meetdaan ntd.tv