Para aquellxs que aún no os hayáis enterado, la cantante Demi Lovato sufrió una aparente sobredosis el pasado 24 de julio (al menos, eso dijo a la CNN una fuente cercana a la estrella).

La propia artista ha sido muy transparente a la hora de hablar sobre sus adicciones y sus problemas en general: desde desordenes alimenticios a, incluso, problemas mentales.

De hecho, llegó a decir que probó la cocaína a los 17 cuando aún era una estrella Disney y confiesa que, literalmente, la amó. En 2013, también explicó en una entrevista que se dio cuenta de lo equivocada que vivía cuando, con solo 19 años, iba hacia el aeropuerto con una botella de Sprite llena de vodka.

“Eran solo las nueve de la mañana y estaba vomitando en el auto, y esto solo era para subirme a un avión en el que regresaría al centro de rehabilitación en el que me quedaba en Los Ángeles”.

 “Tenía toda la ayuda del mundo, pero no la quería”.

Pese a eso, consiguió lidiar con esos problemas y ya llevaba sobria unos seis años. Por desgracia, Lovato sufrió una recaída en junio que relataba con su sencillo, Sober.

Una recaída que terminó transformándose en esa sobredosis. Un incidente sobre el cual no se sabe demasiado. Sin embargo, el Departamento de Bomberos de Los Ángeles confirmó a la CNN que ese día recibió una llamada a las 11:22 de la mañana por una emergencia médica y una ambulancia llevó a una mujer de 25 años a un hospital.



La misma cadena fue también la que informó que Demi Lovato se encontraba en el Centro Médico Cedars-Sinai de Los Ángeles, donde su estado era estable, consciente y respirando, con lo cual su vida ya no corría peligro.

Por lo visto, la CNN también se hizo con una grabación que fue censurada en la que, mientras los equipos de emergencia corrían al hogar de Lovato en Hollywood Hills, la mujer que llamó a los bomberos avisando de la situación le dijo al operador: “Un momento, sin sirenas, ¿cierto?”. Haciendo evidente que buscaba cierta privacidad.

No, no, esto es una emergencia médica. Yo no tengo control sobre eso”, contestó el operador. “Esto es definitivamente una emergencia médica y necesitamos llegar tan rápido como sea posible”.

Como hemos dicho, ya no se sufre por el estado de salud física de Demi Lovato, pero, sin embargo, en el apartado mental o emocional seguramente no esté tan estable. Por ese motivo, la cantante ha compartido, a través de su cuenta de Instagram, una carta donde hace públicos sus sentimientos. A continuación la tenéis traducida de forma íntegra.

A post shared by Demi Lovato (@ddlovato) on

“Siempre he sido muy transparente sobre mi viaje y la adicción que sufro. He aprendido que esta enfermedad no es algo que desaparece o se disipa con el tiempo. Es algo que necesito superar constantemente, cosa que aún no he conseguido.

Quiero darle las gracias a Dios por mantenerme con vida. A mis fans, siempre os estaré agradecida por todo el amor y el apoyo que me habéis dado durante esta última semana, sobre todo, y más allá. Vuestros pensamientos positivos y plegarias me han ayudado a navegar a través de estos tiempos difíciles.

También quiero dar las gracias a mi familia, a mi equipo y todo el staff de Cedars-Sinai que han estado a mi lado durante todo este tiempo. Sin ellos ni siquiera estaría escribiendo esta carta para todos vosotros.

Ahora necesito tiempo para curarme y centrarme en estar sobria y empezar mi rehabilitación. Nunca seré capaz de olvidar el amor que todos vosotros me habéis demostrado y espero con ganas el momento en que os pueda decir que lo he logrado.

Seguiré luchando.”

Desde Cabronazi queremos mandar mucha fuerza y ánimo a Demi Lovato y le deseamos una pronta recuperación. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).