Hoy nos gustaría contaros la historia de una madre y cabeza de familia que ha logrado adelgazar una cantidad exagerada de peso, unos setenta kilos, en solo 16 meses teniendo como referente a Angelina Jolie.

Christina Staggs, de 16 años, solía poner en riesgo su salud personal debido a que comía en exceso y mal. Tras el nacimiento de su segundo hijo, el estrés hizo que empezase a comer barritas de chocolate y helado como si no hubiese mañana.

  

“Siempre me han gustado los dulces y la comida con mucho azúcar. Iba al supermercado y me compraba un par de brownies, barras de chocolate de tamaño familiar y algunos postres. Lo más triste es que me lo comía todo en un solo día”.

Antes de adelgazar Christina sufría con el simple hecho de encontrar ropa que pudiese llevar.

“Cada vez que iba a comprar era un tormento y tenía que encargar que trajesen piezas de vestir de tallas extra grandes. Además, mi peso afectaba directamente a mi salud y me provocaba unos dolores horribles en el pecho”.

Pero lo que le hizo tomarse su cuerpo más en serio e iniciar un cambio radical no fue ninguna experiencia de vida trascendental como la muerte de un ser querido o una intervención por parte de la familia, sino algo que puede parecer más superficial.

Lo que la motivó a hacer un esfuerzo por adelgazar fue el hecho de que una desconocida le dijera que tenía un parecido razonable con la famosa actriz de Hollywood, Angelina Jolie.

“Tengo que admitir que nunca pensé que guardaba algún parecido con la actriz, sobre todo debido a mi peso, pero un día estuve hablando con una mujer que me dijo que era clavada a Angelina. Dijo que tenía sus mismos labios, algo que me halagó mucho ya que la actriz siempre ha sido famosa por tener una boca extremadamente sexy”.

Debido a este comentario, Christina decidió que tenía la obligación moral de, por lo menos, estar a la altura con esa comparación, así que empezó a hacer dieta.

“Siempre había pensado que parecía más Angelina Gordi que Jolie, pero el comentario de esa mujer hizo mella en mí y me dio un objetivo al que apuntar a la hora de adelgazar, algo que habría intentado varias veces, pero con poco éxito”.

Lo único que hizo para lograrlo fue hacer algo de dieta y combinarlo con deporte, dejando claro que, aunque el método que sigamos es importante, lo más relevante es la motivación y la voluntad que demostremos para hacer posible nuestro objetivo.

“Ahora que he perdido tanto peso la gente me dice que me parezco mucho a Angelina Jolie. Yo estoy encantado y mi novio tampoco parece que se queje”.

Christina se muestra realmente satisfecha y cuenta cómo, una vez empezó a adelgazar, se le hizo muy fácil seguir con la dieta porque veía que los resultados eran evidentes.

“Perdí tres kilos la primera semana y en solo un mes ya pesaba casi 10 kilos menos, así que cada vez me sentía más motivada y me era más sencillo controlar el impulso de comer dulces”.

Desde ese día en que le hicieron ese afortunado comentario sobre Angelina Jolie, Christina se limitado a hacer 3 comidas bajas en calorías y a dar un largo paseo nocturno con su perro Ben.

Al principio no iba al gimnasio por vergüenza, pero una vez ganó confianza empezó a ir a nadar y a hacer algo de deporte. Y es que, como siempre ha dicho, ella no pretendía convertirse en una chica fitness, pero sí que deseaba verse más sana y, en general, mejor.

¿Creéis que cualquier motivo es bueno para adelgazar? ¿Opináis que es positivo que lo haga solo para parecerse más a Angelina Jolie? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuentes: thesun, dailymail