Internet y las redes sociales están llenas de bromas. Desde canales de YouTube que se dedican exclusivamente a tomar el pelo a la gente a youtubers muy famosos con secciones de bromas telefónicas o cosas por el estilo. Pero, a menudo, este puede ser un tema peliagudo debido a que hay ocasiones en que, lo que creemos que es solo un chiste, puede ser tan pesado o caer en tan poca gracia que, de alguna manera, terminemos disparandonos en el pie. Y sino que se lo digan a Mr Gran Bomba, el del caranchoa.

Sin embargo, Lizzete Galvan es una joven de diecisiete años que vive en Fort Worth, Texas, que, recientemente, se ha convertido en una ídolo para todos los trols de Internet al gastarle una broma del todo inofensiva pero muy divertida a su novio.

La broma que iba a realizar tenía como protagonistas a sus cejas. Como podéis comprobar en la imagen que hay justo arriba, Lizzete tiene unas cejas con una forma perfecta y arregladas con mimo y detalle.

Precisamente al ser una cejas hermosas, la broma tendría un fuerte sustento sobre el que aposentar las bases para un troleo bastante épico.

Lo primordial era introducir el tema y mentalizar al novio para la sorpresa que le tenía preparada. Muy importante dejarle claro que estás escogiendo las palabras de forma meticulosa para que no crea que todo se trata de una confusión.



Pero, viendo que no se lo terminaba de creer decidió mandarle una imagen, puesto que vale más que mil palabras.

Entonces envió la primera foto donde se veían las dos cejas a medio afeitar. Toda una muestra de atrevimiento y determinación de la chica solo para frustrar a su pareja.

Como novio, en ese momento empiezan a saltarte todas las alarmas y a asaltarte todo tipo de preguntas ¿Será verdad? ¿Qué le digo? ¿Hago ver que incluso me gusta? ¿Soy sincero y le digo que va a quedar horrenda? Mayday, mayday, tenemos un problema.

Su novio seguía mostrándose muy escéptico e incrédulo ante la situación, pese a que Lizzete le mandó otra imagen en la que prácticamente solo se veía la sombra que habían dejado las cejas al ser rapadas, como cuando en CSI dejan la silueta del cadáver en el suelo.

Viendo que no se lo terminaba de creer decidió optar por una ofensiva total enviándole una última foto que cambiaría el mundo de su novio para siempre.

Viendo la foto, entendemos perfectamente las razones. Poder escoger cada mañana si vas a estar seria, enfadada, contenta o dubitativa es un poder que no todo el mundo tiene.

Nos encanta ese “¡Amor!” desesperado que suelta el novio antes de que ella le envíe la foto confirmando sus peores temores. Aunque desde fuera pueda parecer una imagen muy divertida, pensar que tu pareja va a tener siempre cara de dibujo animado puede ser un tanto difícil de digerir

Así que él no pudo hacer nada más que corresponde perfectamente a lo que debía sentir el chico. Esa mezcla entre frustración, aceptación, tristeza y amor por la otra persona es muy complicada de fingir.

Por suerte, y como habíamos dicho al principio, todo se trataba de una broma Lizzete se había quitado las cejas, pero usando únicamente maquillaje.

La joven engañó a su pareja gracias a un cosmético cuya función es, precisamente, eliminar las cejas.

Se le ocurrió la idea mientras miraba un tutorial sobre como emular el maquillaje de Star Wars, así que decidió poner a prueba su efectividad gastándoles esta broma a su novio. Lo que ella no esperaba es que su ingenio se hiciese viral.

¿Le habéis gastado nunca una broma a vuestra pareja? ¿Cómo reaccionó? Explicadnos vuestra historia en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuentes: upsocl, seventeen